El regreso "sucio y ensangretado" de Milton a The Walking Dead
Convertirse en zombi significó que Roberts finalmente obtuvo su turno en la silla del remolque de maquillaje.

Por Jennifer Vineyard, especial para CNN

Nota del editor: La siguiente nota contiene detalles que develan información sobre la tercera temporada del programa. Si no la has visto, te sugerimos no seguir leyendo.

(CNN)- Milton podría estar muerto en The Walking Dead, pero el actor Dallas Roberts (quien interpretó al alguna vez lacayo del Gobernador) está muy contento de estar vivo y que puede hablar sobre el final de la tercera temporada del programa. “No puedes imaginar la presión que finalmente ya no está”, dijo. “Finalmente puedo tener todas las cartas sobre la mesa”.

Antes de la noche del domingo, cuando finalizó la temporada de la serie en EU -en México terminó este martes-, Roberts solo le había dicho a tres (está bien, quizá cuatro) personas sobre cómo Milton se convertiría en un zombi y limitó la lista a su novia, sus hijos y quizá a un amigo en el que confía y vive cerca de donde filman el programa en Atlanta, Estados Unidos.

“Pude haberme tomado una fotografía autorizada de mí mismo como zombi, y pude habérsela enviado bajo la amenaza de desmembramiento si la compartía”, dijo Roberts. “Pero lo último que quieres hacer es develar información de la tercera temporada de The Walking Dead cuando te conviertes en zombi y ¡matas a Andrea!”.

Convertirse en zombi significó que Roberts finalmente obtuvo su turno en la silla del remolque de maquillaje “más sangriento y asqueroso” reservada para zombis. Toda la temporada, Milton había estado completamente limpio, lo que generaba preguntas serias como, “¿a qué tintorería envía su ropa?”, rió Roberts. “¿Cómo se baña tres veces al día? ¿De dónde obtiene todas sus navajas para rasurar?”.

“Desde el comienzo, decían, ‘no tiene una suciedad sexy. Siempre está limpio. Siempre está bien vestido”, continuó Roberts. “Dije, ‘wow, hay algo en esto que va a llevar a algún lado’. ¡Y no! Es sólo el chico limpio. No hay suciedad sexy para mí. Milton nunca obtuvo lo sexy, ¿o sí?”.

Pero por las pocas escenas del final, Robert estaba sexy, sucio, sangriento, todo, mientras Milton era encerrado en un cuarto con llave para convertirse en zombi y “desagarrar la carne de los huesos (de Andrea)”, le gustara o no. Esa escena significó que tuvo que pasar por mucha confusión emocional, “al saber que ella iba a ser extirpada, al saber que era el final, y todo para lo que trabajó iba a morir, y alguien que le importaba iba a morir”.

Milton no imaginaba que también sería “utilizado como herramienta para extirpar a Andrea” y si lo hubiera imaginado, “se hubiera comportado diferentemente”, dijo Roberts. “Creo que él pensó que sería una bala en su cabeza y ya”.

En el plan original para la escena, en realidad había una bala involucrada, pero durante la regrabación, fue cambiada a un apuñalamiento. De cualquier forma, Milton tenía que colapsar, dijo, “en una alberca de sangre viscosa falsa que se enfrío y crepitó durante horas y horas y horas”. Para hacer que la filmación de esa parte del final fuera un poco más fácil, su coestrella David Morrissey hizo que se riera antes de filmarla con algo de “humor negro”.

“Antes de que la puerta se abriera y me empujara, él y yo llorábamos, reíamos, por las bromas que hacía”, dijo Roberts. “Puedo jurarte que eran completamente inapropiadas y que eran muy graciosas. Después de un rato, no era que ya no fueran graciosas sino que necesitábamos comportarnos antes de que la puerta se abriera. Era como reírse en la iglesia o en la escuela”.

Pero sin importar cuánto se divirtió en el set, no esperes que Milton vuelva en la forma de regresiones o visiones al estilo Lori para Rick.

“¡No creo que nadie quiera que el Gobernador vea a Milton en un vestido blanco en un balcón!", rió Roberts. (Además, Roberts acaba de conseguir un papel regular en Unforgettable y aún es una estrella invitada en The Good Wife).

Además, al asumir que estaba fuera, Roberts se robó un vaso de precipitados que Milton solía utilizar. “No iba a llevarme la ropa, por supuesto”, dijo. “Quiero decir, era ropa genial para Milton, pero no para Dallas. ¡Pantalones plisados!”.