Luis Suárez y el mordisco que no estaba en el guión del partido

Por Darío Klein

Montevideo (CNN Español) - El incidente de la estrella del Liverpool inglés y la selección uruguaya, Luis Suárez, en la Liga Premier, donde el domingo mordió al jugador rival Branislav Ivanovic, ha dejado a pocos indiferentes en su país.

Periodistas y aficionados lamentaron un hecho que mancha la carrera del goleador y por el que la Federación de Fútbol inglés lo acusó de conducta violenta. Y mientras unos se mostraron hartos por la conducta del mejor jugador de la última Copa América, otros le defendieron.

“La historia de Suárez es un poco poética. Es la historia de un chico del interior que se convierte en uno de los mejores del mundo y que tiene la capacidad para ser una estrella, uno de los mejores de la historia. Que tiene un instinto animal que lo hace crear jugadas increíbles de potrero, de campito… y a su vez comete actos increíbles para una persona que está en el sillón de su casa, como sucedió ayer”, dijo Ignacio Chans, periodista de la sección deportiva del diario El Observador.

“Ese instinto animal, de ganar, esa enfermedad por ganar que lo lleva tanto a lo peor como a lo mejor, a veces me hace acordar a Diego Armando Maradona, por esa capacidad tanto de lo mejor como de lo peor”, agregó.

“Lo perdono porque es Suárez y porque es el 9 de la selección”, señala un hincha en la calle, mientras una mujer lo contradice: “Lamentable lo de Suarez. No nos representa a todos los uruguayos. Da un ejemplo de lo que no somos”.

Es la misma contradicción que se vive en un país en el que se respira fútbol, y donde casi todos tienen una opinión.

“El problema es que él se desvive con lo que hace y cuando lo limitan le busca la vuelta por donde puede”, dice otro aficionado.

“¡Lo buscan y él entra en todas!”, exclama otro.

“Suárez se está convirtiendo en un jugador de clase mundial que a veces hace de sí mismo un estúpido de clase mundial”, afirma el editor de deportes de la agencia AFP, Thomas Lyford-Pike.

“No aprende la lección. Aunque es cierto que eso mismo no sé si pasaría en la liga española o italiana. Hay muchas diferencias culturales. Pero tiene que darse cuenta dénde está y lo que está en juego allí”, agrega.

El futbolista dijo en su cuenta de Twitter que su club le había multado por una "conducta inaceptable" y pidió que se donara ese dinero al Hillsborough Family Support Group.

En el partido del domingo en Anfield, Suárez fue el mejor jugador del partido. Realizó la asistencia del primer gol y convirtió con un cabezazo el segundo, en tiempo de descuento. Pero todos recordarán, simplemente, un mordisco que no estaba en el guión del partido.