CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Equipos de rescate no estaban preparados para el caos del tiroteo en cine de Aurora

Por CNN en Español

(CNN) — Cuando James Holmes acribilló a balazos a una audiencia de cine en un teatro de Colorado el pasado verano, los paramédicos no estaban preparados para la magnitud de la masacre y llegaron con muy pocas ambulancias, dijeron los bomberos en un nuevo informe.

Mil cuatrocientos personas entraron en pánico cuando el tirador abrió fuego en el cinema Century de Aurora el 20 de julio, matando a 12 e hiriendo a casi 60 más.

La multitud confusa pululaba alrededor de ambulancias y coches de policía, bloqueando el acceso al edificio y al estacionamiento y dificultando las tareas de rescate, dijeron los bomberos de Aurora en un análisis preliminar de los hechos presentado el miércoles.

Los vehículos de emergencia «bloqueados» por las multitudes se vieron obligados a realizar vericuetos para acceder a los heridos que se encontraban en ocho lugares diferentes del lugar, según el informe de los bomberos.

Patrullas de la policía terminaron llevando a muchos de los heridos graves a los hospitales.

Muchos de los espectadores estaban cubiertos de sangre, en estado de shock y no estaban seguros de si habían recibido disparos, dijo el departamento de bomberos.

Los esfuerzos del rescate también se atascaron por retrasos en la comunicación entre los despachadores, la policía y los bomberos, de acuerdo con un informe del Denver Post.

Los equipos médicos de emergencia no recibieron notificación de desplegarse hasta 17 minutos después de que se reportó el tiroteo, dijo al Post un oficial de bomberos.

Holmes enfrenta 166 cargos de asesinato, intento de asesinato y otros cargos por el tiroteo. Los fiscales buscan la pena de muerte.

Desde que la pena de muerte fue reinstalada en Colorado hace más de 35 años, el estado ha ejecutado a una sola persona.