CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

El ejército toma el control de la seguridad en varias zonas de Venezuela

Por cnninvitationsaccount

(CNNMéxico) — Unos 3.000 militares comenzaron a desplegarse a partir de este lunes en las calles de varias zonas del estado Miranda en Venezuela, gobernado por el líder opositor Henrique Capriles, así como en zonas de Caracas, como parte de un plan para combatir la inseguridad.

“Mañana (lunes) tendremos un buen día de trabajo. Arranca plan Patria Segura. La Fuerza Armada a la calle a proteger al pueblo, unión cívico-militar”, anunció el domingo a través de Twitter el presidente Maduro.

Antes, en un acto oficial en Guarenas, a las afueras de Caracas, Maduro justificó el despliegue militar, al que calificó como “una necesidad”, y afirmó que los militares estarán en las calles “el tiempo que necesitemos para estabilizar la seguridad”.

El plan Patria Segura iniciará este lunes en los municipios de Sucre y Baruta, en el estado Miranda, así como en los vecindarios de Catia, El Valle, Antímano y El Recreo, pertenecientes al municipio Libertador de Caracas.

Maduro afirmó que Miranda, gobernado por Capriles, es el estado con mayor criminalidad, y describió a los municipios de Sucre y Baruta, ambos gobernados por la oposición, como “los dos más peligrosos del país”.

“Es lamentable que el estado Miranda sea el estado con mayor criminalidad y violencia en el país”, dijo Maduro.

El despliegue es parte de un plan piloto, que pronto se extenderá a más zonas del país con alta criminalidad, y la primera medida en materia de seguridad que lanza Maduro desde que asumió la presidencia el 19 de abril pasado.

Durante la campaña presidencial tras la muerte de Hugo Chávez, Maduro, entonces presidente encargado de Venezuela, se comprometió a hacer del combate a la criminalidad “el gran tema en los próximos años”.

El ministro de Interior, Miguel Rodríguez, informó este lunes que “va haber un grueso de funcionarios” de la Guardia Nacional Bolivariana y cuerpos policiales, que “conjuntamente con oficiales y tropas de la Fuerza Armada van a asumir puntos de atención ciudadana que van a estar distribuidos en cada uno de esos sectores”.

La semana pasada Rodríguez había anunciado que el plan iniciaría en Petare, la barriada más grande del país y capital del municipio Sucre, donde se instalarán provisionalmente retenes a las salidas y entradas de la zona.

En septiembre próximo se prevé la graduación de unos 9,000 efectivos de la Policía Nacional —creada en 2009 por el expresidente Hugo Chávez para combatir la criminalidad— de los cuales una parte sustituirá a los militares que serán desplegados en Miranda.

Según el gobierno, en el país sudamericano se registraron unos 3,400 homicidios en el primer trimestre de 2013 —un 16% en Miranda— mientras en 2012 los asesinatos subieron a 16,000, lo que representa una tasa de 54 muertes violentas por cada 100,000 habitantes, casi 14% más que en 2011.

Sin embargo, cifras de otros organismos, como el Observatorio Venezolano de Violencia, son mayores a las del gobierno. Según dicha organización no gubernamental, en 2012 murieron a manos del crimen un total de 21,692 venezolanos, lo que representa una tasa anual de 73 por cada 100,000 habitantes.

El despliegue militar tiene similitudes a los efectuados en otros países para combatir el crimen, como en Colombia, México y Brasil.

La lucha entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC hizo que se recurriera al Ejército para tareas de seguridad. Unos 5,000 soldados vigilan Bogotá como parte del Plan Capital, que se desarrolla en colaboración con la policía.

En tanto, en México durante los últimos años del mandado de Vicente Fox (2000-2006) inició un despliegue del Ejército principalmente en Tamaulipas ante el aumento de la violencia derivada de la lucha entre cárteles de la droga. El despliegue se incrementó durante el gobierno de Felipe Calderón (2000-2006), y se mantiene en la actualidad, a poco más de siete meses de que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia.

En tanto, el gobierno brasileño ha recurrido al ejército en menor medida para controlar la violencia. El año pasado envió efectivos a favelas de Río de Janeiro, para retomar el control de manos de los líderes de los cárteles.

El gobierno brasileño desplegó 1,300 efectivos con el apoyo de 170 infantes de Marina para tomar el control de dos favelas de 75,000 habitantes a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad.

Según un informe de Naciones Unidas de 2013, Venezuela es el tercer país con la mayor tasa de homicidios de América Latina, solo por debajo de Honduras y El Salvador.

Más noticias de Mundo en CNNMéxico.com