La escasez venezolana afecta a la Iglesia por falta de vino para las misas
El Código Canónico indica que el vino para consagrar se debe elaborar a partir de uvas sin aditivos.

Por Verónica Díaz Favela

(CNNMéxico) — El sacerdote venezolano Jesús Genaro Pérez Palencia tiene listo un plan de emergencia en caso de que se agote la reserva de vino para consagrar que usa para las ocho misas que ofrece a la semana en su parroquia de Barquisimeto, en Venezuela: comprar vino chileno o argentino.

“La Conferencia (Episcopal Venezolana) está recomendando usar algunos (vinos) similares (al vino para consagrar) traídos de Chile y Argentina”, dice en entrevista con CNNMéxico desde el estado Lara, Pérez Palencia, también conocido como el padre Chulalo.

La Iglesia católica de Venezuela lanzó la voz de alarma la semana pasada cuando dio a conocer que sus reservas de vino para consagrar y de hostias se están agotando por las dificultades que tiene su proveedor venezolano para elaborarlo.

El proveedor Bodegas Pomar notificó recientemente al Episcopado que ya no podrá suministrar el vino por la escasez de algunos insumos para su producción, según un reporte de EFE.

El Código Canónico indica que el vino para consagrar se debe elaborar a partir de uvas sin aditivos. El Episcopado ya emitió una recomendación en la que informa a los sacerdotes cuáles marcas de vinos chilenos y argentinos se pueden usar por ser las más parecidas al vino para consagrar.

“Las reservas se están agotando” y se terminarán en unos “dos meses”, dijo el lunes al arzobispo de Coro, al noroeste de país, y presidente de la comisión de medios de comunicación social de la CEV, Roberto Lucker, citó la agencia EFE.

Venezuela vive una escasez de productos básicos que incluye dificultad para conseguir bienes como el papel higiénico. El desabastecimiento es herencia del mandato de Hugo Chávez, con el que el índice de la escasez pasó de un 13.4% en noviembre a un 15.2% en diciembre de 2011", según informó en la fecha el Banco de Venezuela.

Hace aproximadamente un mes, cientos de personas acudían a los mercados de gobierno y privados en el estado de Lara en busca de productos escasos como pasta dental, aceite, harina de maíz o máquinas de afectar, según el sacerdote Pérez Palencia.

“Había colas muy largas y a las personas las marcaban con números en el antebrazo” para que no se formaran dos veces, dice el sacerdote.

Las monjas que elaboran las hostias también han tenido dificultades para conseguir harina de trigo, informó monseñor Baltazar Porras, obispo del estado Mérida, al suroeste del país, según un reporte de AFP.

En Barquisimeto, los feligreses se ponen de acuerdo para tratar de proveer a las monjas la harina sin químicos que se usa para la elaboración de las hostias, según el sacerdote Pérez Palencia.

“Estamos cruzando (información) con la gente a nivel privado, quien puede conseguir una bolsa grande de harina contacta con nosotros y nosotros las llevamos a las hermanas. Es una acción solidaria”, detalla el sacerdote, quien es un usuario de Twitter, donde tiene más de 25,000 seguidores.

“Se está volviendo muy popular el trueque”, añade. “Si una persona encuentra harina y otra pasta dental, nos llamamos, se va corriendo la noticia”, especialmente a través de redes sociales.

La escasez de vino y hostias afecta a las más de 10,000 iglesias en el país, según Porras, quien añadió que de no contar con los elementos para oficiar misas tendrán que disminuir el número de celebración de eucaristías. Él mismo calcula que desde el siglo XIX no se veía una crisis de este tipo.

El gobierno venezolano revocó una exención de impuestos para la producción nacional de este tipo de vino, lo que provocó que Bodegas Pomar, subsidiaria de Empresas Polar, tenga dificultades para elaborar varios productos. La empresa es la mayor productora de alimentos en el país, según un reporte de EFE.

El gobierno venezolano ha exigido en varias ocasiones a Empresas Polar que evite el acaparamiento de productos básicos. Después de que Maduro acusara a la compañía de sabotear la comida, su presidente ejecutivo, Lorenzo Mendoza, dijo en un comunicado: "Son falsas las acusaciones de que producimos menos (...) Hay otros que no quieren jugar el partido. Nosotros estamos 100% a fondo, de lleno (...) Tenemos soluciones. Produzcan los que no están produciendo".

Maduro ha reconocido que la economía atraviesa un “desabasto agudo”, por lo que anunció nuevas importaciones masivas y prometió agilizar la lenta asignación de divisas bajo el control de cambios que rige en el país desde hace una década.

Más noticias de Mundo en CNNMéxico.com