CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

OPINIÓN: La Alianza del Pacífico acabará seduciendo a América Latina

Por Juan Andrés Muñoz

Por Carlos Alberto Montaner

Nota del editor: Carlos Alberto Montaner es escritor y analista político de CNN. Sus columnas se publican en decenas de diarios de España, Estados Unidos y América Latina. Montaner es, además, vicepresidente de la Internacional Liberal. Su último libro es la novela «La mujer del coronel».

El periodista y colaborador de CNN Andrés Oppenheimer ha puesto el dedo en la llaga en uno de sus últimos artículos. En América Latina se van configurando dos grandes sistemas de alianzas que representan dos maneras diferentes de entender las relaciones económicas.

Una de ellas es Mercosur, donde prevalece el proteccionismo, incluso entre sus miembros, como sucede con Argentina con relación a Brasil y Uruguay, y en el que los gobiernos actuales simpatizan con el llamado Socialismo del Siglo XXI, y, en su momento, invitaron a Venezuela a participar del grupo, mientras mantienen a Paraguay suspendido por razones ideológicas.

Por la otra punta del espectro político, se ha formado la Alianza del Pacífico, que incluye a México, Colombia, Perú y Chile, países a los que se han sumado Costa Rica y Guatemala. La Alianza del Pacífico, que defiende valores democráticos, ya ha eliminado los aranceles en el 90% de los productos y espera llegar al 100%.

¿Cuál de las dos estructuras internacionales es más exitosa? De acuerdo con la información que brinda Oppenheimer, mientras los países de la Alianza del Pacífico el año pasado crecieron al promedio del 5%, los del Mercosur apenas llegaron al 2,9.

Por otra parte, mientras, en medio de la crisis internacional el comercio entre los países de la Alianza del Pacífico crecía ligeramente, los intercambios de los países del Mercosur se reducían en casi un 10%. En realidad, la diferencia entre los resultados de las dos formaciones no deben sorprendernos.

Si algo se ha comprobado a lo largo de la historia es que el intercambio, la competencia, y la apertura contribuyen a enriquecer a todas las naciones que los practican intensamente.

En las últimas décadas, los casos más notables de desarrollo: Corea del Sur, Taiwán, Singapur, Hong-Kong, Israel, incluso China y la India, se han logrado incrementando los vínculos internacionales y abriéndose a la competencia y la colaboración.

Mi opinión es que el espíritu de la Alianza del Pacífico acabará seduciendo a la mayor parte de América Latina y, eventualmente, Mercosur cambiará su modo de actuar o acabará por desaparecer o convertirse en un acuerdo irrelevante. La libertad económica y la prosperidad van de la mano. Así ha sido siempre.

(Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a Carlos Alberto Montaner)