(CNN) - “¿Por qué robar un maniquí? Ve y consigue algo real. Supongo que no podía conseguir una mujer de verdad”.

La frase pertenece a una clienta de Lovers, una tienda para adultos en Silverdale, Washington.

¿Qué ocurrió? Un hombre ingresó al comercio y se robó un maniquí, tal como se observa en el video. Pero no contento con el botín, el delincuente regresó a las pocas horas con la peluca de la figura y se hizo con lencería erótica para su nueva compañera.

Las cámaras de seguridad captaron las secuencias y los policías lograron detener al ladrón a las pocas cuadras.

¿Qué te pareció el video? Cuéntanos en los comentarios.