Erdogan lanza ultimátum a manifestantes de Estambul

Por Ben Brumfield y Gul Tuysuz

ESTAMBUL (CNN) — El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió a los manifestantes instalados en el parque de Gezi en Estambul que empaquen y se vayan. "Se nos está acabando la paciencia", dijo el funcionario este jueves a miembros de su partido en la capital, Ankara.

"Les estoy advirtiendo por última vez".

En vez de suavizar su posición hacia los manifestantes, el primer ministro intensificó su retórica, que en algunos puntos cayó en lo absurdo.

El parque de Gezi huele mal, por lo que es tiempo de que la policía lo limpie, dijo Erdogan. "Apesta a orina. De hecho, algunos hasta han defecado ahí", afirmó.

El primer ministro calificó a los manifestantes como "vagabundos", y dijo que los manifestantes pacíficos no deben quejarse sobre las acciones de la policía, pues ellos mismos se pusieron en la línea del gas lacrimógeno al asociarse con las personas equivocadas y grupos ilegales.

"Donde se quema madera seca, la madera verde también se quema de forma innecesaria", dijo. Además, ordenó a los manifestantes pacíficos salirse del parque y dejar que la policía lidie con los “grupos ilegales”.

"Llamo a las madres a llevarse a sus hijos del parque", agregó. "El parque de Gezi no pertenece a los ocupantes, pertenece a la gente de Estambul".

El partido de Erdogan ha convocado a contramanifestaciones para este fin de semana, para darle una voz a la "tranquila mayoría de la gente y del mundo", dijo. Mostrarán a la comunidad internacional "una imagen real y verdadera de Turquía".

Dos manifestaciones se realizarán lejos de las protestas contra el gobierno para evitar posibles confrontaciones.

No habrá negociaciones

La posibilidad de negociaciones entre Erdogan y los líderes de los manifestantes disminuyó este miércoles, cuando muchos líderes lo desaprobaron tras las duras medias policiales de la noche anterior.

Una reunión se convirtió en una asamblea entre el primer ministro y manifestantes afines al gobierno, según uno de los líderes que no acudió a la reunión.

Esto ha causado que las manifestaciones contra Erdogan no se detengan.

Lo que comenzó a finales de mayo como una manifestación de ambientalistas, ha evolucionado a una cruzada contra Erdogan, que se expandió por todo el país.

Críticas internacionales

El primer ministro criticó también que la Unión Europea aprobara una resolución para condenar la respuesta de la policía a las protestas y la supresión de las voces opositoras.

"Las decisiones del Parlamento Europeo sobre nosotros; no reconozco esas decisiones", dijo.

Los comentarios causaron una ovación y aplausos entre los miembros de su partido.

"¿Cómo se atreven a tomar ese tipo de decisiones sobre mi país?", cuestionó.

Desde hace muchos años, Turquía ha expresado su deseo de convertirse en miembro de la Unión Europea.

Expertos y grupos de derechos humanos dicen que el gobierno de Erdogan no tiene suficiente protección para la libre expresión y los derechos humanos de oponentes.

Ivan Watson, Nick Paton Walsh, Gul Tuysuz y Arwa Damon reportaron desde Estambul; Josh Levs, Ben Brumfield y Greg Botelho reportaron desde Atlanta.