CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

La reforma inmigratoria denota una gran brecha generacional en EE.UU.

Por CNN en Español

Washington (CNN) — Mientras una pequeña mayoría de estadounidenses está a favor de la reforma inmigratoria que actualmente se discute en el Senado, los mayores y los jóvenes no ven las cosas de la misma forma.

Más de seis de cada diez estadounidenses dicen que la seguridad fronteriza, en lugar de un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, debe ser la prioridad número uno en materia de inmigración, de acuerdo con una encuesta de CNN/ORC International divulgada este martes.

El estudio sale a la luz pública mientras un proyecto de ley de reforma inmigratoria respaldado por la “Banda de los Ocho” senadores de ambos partidos enfrenta más obstáculos legislativos. La medida podría ofrecer un camino de 13 años para la eventual ciudadanía pa los 11 millones de inmigrantes indocumentados que actualmente viven en el país. Si la legislación es aprobada por el Senado Demócrata, se enfrentaría a un futuro incierto en la Cámara de Representantes, dominada por republicanos.

Según la encuesta, el 51% dice que apoya un proyecto de ley que trate de aumentar la seguridad en las fronteras y cree un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, mientras el 45% se oponen a esa medida.

“El apoyo proviene principalmente de los demócratas” -seis de cada diez a favor del proyecto de ley-, dijo el director de encuestas de CNN, Keating Holland. “También hay una brecha generacional en este tema, con las personas de la tercera edad que se oponen al proyecto de ley por un margen de 17 puntos, mientras que los estadounidenses más jóvenes tienden a favorecerlo”.

La publicación de la encuesta también llega mientras algunos senadores del Partido Republicano alistan una enmienda al proyecto de ley de la “Banda de los Ocho” que dice que ellos reforzaría aún más la seguridad fronteriza. Sesenta y dos por ciento de los entrevistados en la encuesta dijo que la seguridad fronteriza debe ser el foco principal de la política de inmigración de EE.UU., mientras un 36% que afirma que la creación de un posible camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados debe ser la máxima prioridad.

“Los republicanos y los independientes apoyan fuertemente hacer de la seguridad fronteriza la principal preocupación, e incluso los demócratas están divididos sobre esta cuestión”, añade Holland.

También hay una brecha generacional, con las personas entre 18 y 34 divididas sobre lo que consideran es más importante, mientras que la gran mayoría de las personas de 35 años o más dice que la seguridad fronteriza debe ser la máxima prioridad cuando se trata de la política de inmigración.

El presidente Barack Obama y los demócratas quieren cumplir con la promesa hecha a los hispanos, el grupo demográfico de más rápido crecimiento en el país y un bloque de votantes clave en las elecciones, para abordar el limbo de los 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en el país. Si el proyecto se convierte en ley, sería uno de los principales logros legislativos del presidente en su segundo mandato.

Sin embargo, la encuesta indica que la mayoría de los estadounidenses no dan a Obama el pulgar hacia arriba sobre el tema. Sólo cuatro de cada diez dicen que aprueban el trabajo que está haciendo en materia de inmigración ilegal, mientras el 56% dijo que desaprueba su desempeño en el tema. Esos números han cambiado poco en las encuestas de CNN desde 2009, primer año del presidente en la Casa Blanca.

La encuesta fue realizada para CNN por ORC Internacional, entre el 11 y el 13 de junio, con 1.014 adultos en todo el país consultados por teléfono. El error general del muestreo de la encuesta es de más o menos tres puntos porcentuales.