El gobierno ruso destituye al director del Ballet Bolshoi
El director del Teatro Bolshoi, Anatoly Iksanov, asiste a una entrevista en el teatro en Moscú el 19 de marzo de 2013.

Por Ralitsa Vassileva y Holly Yan, CNN

(CNN) — Un episodio dramático en la dirección del ballet Bolshoi de Rusia empieza a rivalizar con sus producciones teatrales.

Seis meses después de que una persona arrojara ácido sulfúrico sobre el director artístico del ballet, el gobierno ruso despidió al director general de la compañía de danza, Anatoly Iksanov.

"Nuestras acciones no son espontáneas. Son parte del concepto general del Ministerio de Cultura y el gobierno dirigido a la renovación gradual y la reforma de las instituciones culturales, la preservación de sus tradiciones y la experiencia", declaró el ministro de Cultura ruso, Vladimir Medinsky.

A Iksanov le quedaba todavía más de un año de contrato cuando fue despedido este martes.

Iksanov dirigía el ballet de fama mundial desde hace 13 años e introdujo giros modernos en la compañía de danza, de 237 años de antigüedad.

Invitó a coreógrafos y compositores controvertidos, comenzó transmisiones en línea de las funciones del teatro y talleres presentados por artistas jóvenes con poca o ninguna experiencia en el ballet clásico, informó la agencia de noticias RIA Novosti de Rusia.

Vladimir Urin reemplazará a Iksanov. Ahora debe restablecer la reputación del Bolshoi después del ataque que sufrió en enero el director artístico Sergei Filin, hecho que sumió al ballet en el escándalo.

Filin caminaba a su apartamento de Moscú cuando un asaltante enmascarado le arrojó ácido sulfúrico en la cara, dejándolo con graves quemaduras y casi ciego.

El bailarín del Bolshoi Pavel Dmitrichenko ha confesado ser el organizador del ataque, pero dijo que el plan era solo golpear a Filin  y que se sorprendió cuando se enteró del ácido.

(Con información de Phil Black y Zarifmo Aslamshoyeva)