CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Indignación en Italia con un legislador que llamó “orangután” a una ministra negra

Por Funes

(CNN) — Estados Unidos no es el único país occidental que padece la tensión racial. El comentario ofensivo que le propinó un senador a una ministra de raza negra en Italia parece dejar en evidencia que el racismo sigue vigente en Europa.

Roberto Calderoli, vicepresidente del Senado, comparó a Cecile Kyenge, ministra de Integración del país, con un orangután. También dijo que el éxito de Kyenge ha promovido la inmigración ilegal y que la mujer debería ser ministra “en su propio país”.

La indignación de la sociedad fue inmediata y muchos reclaman la renuncia del legislador. Según una encuesta publicada por un canal de noticias, el 80% de los televidentes creen que Calderoli debería dimitir. Paralelamente, se lanzó en Internet una petición para que el senador deje su cargo. El primer ministro Enrico Letta, por su parte, dijo que el agravio es “totalmente inaceptable y supera cualquier límite”.

Es la última de varias ofensas contra Kyenge, nacida en la República Democrática del Congo, que asumió el ministerio de Integración en abril pasado.

Calderoli hizo la polémica comparación durante un acto político de la Liga Norte, un partido antiinmigración.

“Amo a los animales, y no digo que lo sea, pero cuando veo las imágenes de Kyenge no puedo dejar de pensar en el semblante de un orangután”, dijo Calderoli.

“Si la ofendí”, dijo Calderoli luego de que su comentario se hiciera público, “pido disculpas”.

“Fue una broma, un comentario en tono de broma. No fue en contra de ella. Fue mi impresión… Está muy bien que sea ministra, pero en su propio país. Dado que este gobierno necesita gobernar Italia, espero que lo hagan italianos”, dijo el senador.

Kyenge respondió diplomáticamente y aseguró que Calderoli “no me tiene que pedir disculpas, sino que debería pensar en su rol político e institucional. Sobre eso debería reflexionar para luego pedir disculpas”.

Kyenge viajó a Italia en los años 80 para estudiar medicina. Se hizo ciudadana italiana y oftalmóloga en Modena. Si bien su notable ascenso refleja el éxito de los inmigrantes, también ha despertado fuertes olas de xenofobia.

La funcionaria recibió amenazas de muerte antes de visitar una región donde la Liga Norte tiene mucha fuerte y las denuncias de agravios han sido persistentes.

Un político local dijo hace poco en Facebook que Kyenge debería ser violada para entender el dolor que sufren las víctimas del crimen, al que algunos asocian con los inmigrantes.

También ha sido llamada “mona congolesa”, “zulú” y “negra anti italiana”.