CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

La “plazocracia”, ¿una nueva forma de democracia?

Por Juan Andrés Muñoz

Por José Levy, CNN

(CNN Español) — Hace días comencé a utilizar en mis informes de televisión, radio y Twitter un término nuevo que yo creo refleja lo que está ocurriendo ahora, especialmente en Egipto: la “plazocratia” o, en un español más correcto, la “plazocracia”.

La “plazocracia” seria la capacidad de la población, a través de manifestaciones masivas, sobre todo en plazas, de imponer el camino por el que piensa debe dirigirse su país. A diferencia de la democracia tradicional de las urnas, ésta se realizaría a través de convocatorias callejeras.

En Egipto este fenómeno habría sido central en las revoluciones de estos años; en la del 2011 que terminó con el régimen de Hosni Mubarak, y en la de ahora, que finalizo abruptamente con la caída del primer presidente electo del país, el islamista Muhammad Morsi.

En ambos casos fue el ejército el que aseguraba interpretar así el deseo popular y, en lo que se ve como un mecanismo de golpe de estado, se hizo con el control hasta el paso del poder a autoridades civiles.

Si en el “golpe” tradicional son los militares los que imponen su deseo a la población, en este caso los generales aseguran haber actuado según los deseos de la presión del pueblo, harto de una economía al borde del abismo o de sentirse en gran parte ultrajado y excluido del poder, incluso a la hora de redactar la Constitución.

El problema inmediato es qué pudiera ocurrir si el mecanismo tradicional de la democracia da paso a una especie de “dictadura de las masas”.

¿Quiénes garantizan que las cifras de opositores en una determinada situación son los millones que se asegura? ¿Es justo terminar con un gobierno cuando aún no ha tenido tiempo de aplicar sus programas? ¿Que podría ocurrir si cada varios meses el descontento popular saca a las masas a las plazas y se llega a una tercera, cuarta o quinta revolución?

Estos días vimos manifestaciones populares masivas también en Turquía y Brasil, pero no llevaron a una desestabilización de sus respectivos sistemas políticos, quizá porque se trata de países donde la democracia está más arraigada. A la vez, tales protestas lograron transmitir a sus respectivos líderes un mensaje de descontento, básico en sistemas democráticos auténticos, que no pueden ignorar.

Más allá de las simpatías/antipatías que se pueda tener por un determinado lado, o de las implicaciones que pueda tener para la zona lo que se ve como un estrepitoso fracaso de los Hermanos Musulmanes de Morsi, se debe reconsiderar si la “plazocracia” es o no el camino por el que debiera dirigirse la incipiente Primavera Árabe en Egipto.