Por Nasir Habib

(CNN) - Un atentado suicida sacudió el funeral de un oficial de policía en la ciudad paquistaní de Quetta este jueves, matando a 37 personas -además del atacante- e hiriendo a decenas, dijo el jefe de policía Mir Zubair Mehmood.

La explosión ocurrió en una mezquita antes de que comenzara la procesión fúnebre. El suicida se inmoló cuando las personas hacían fila para la procesión, dijo Mehmood.

La mayoría de las víctimas eran policías, de acuerdo con Mehmood.