Por Dave Alsup y Ben Brumfield, CNN

(CNN) - La gente confiesa todo tipo de cosas en Facebook: sus frustraciones, malos hábitos, deseos secretos y nuevos amoríos. Ahora, un hombre de Florida confesó algo mucho más siniestro: dice que mató a su esposa.

Derek Medina, de 31 años, público este jueves en su Facebook una foto del cuerpo ensangrentado de su esposa en el suelo de la cocina acompañada de una nota que decía:

"Iré a la cárcel o recibiré la pena de muerte por matar a mi esposa. Los quiero y los echaré de menos. Cuídense. Gente de Facebook me verán en las noticias".

Medina, que vive en el sur de Miami, fue a ver a su familia para contarles lo que hizo. Luego se entregó a la policía, según la declaración de su arresto.

El hombre fue acusado de asesinato.

Sus amigos en Facebook comentaron con horror en la foto.

"Esa es mi amiga"

"¿Qué pasó? Derek"

"¿¿¿¿¿¿Qué??????"

Otros usuarios de Facebook reaccionaron con repugnancia a la publicación de la foto del cadáver de la mujer, que tenía 26 años.

"Esto es una locura, Dios mío... un tipo mata a su esposa y publica la foto en Facebook".

El estupor y la repugnancia no impidieron que los usuarios compartirán la foto una y otra vez.

La imagen estuvo publicada y fue compartida durante al menos 5 horas hasta que Facebook recibió notificación de ese contenido. Empleados de la red social retiraron la foto y desactivaron la página de Medina y la de su esposa, según Facebook.

En su nota, Medina acusó a su esposa de abusar de él y le pidió a sus amigos que entendieran que lo que hizo fue por los malos tratos que recibió de su pareja.

Esta fue la versión que Medina  dio a la policía de Miami:

Él y su esposa discutieron. El sacó una pistola y ella  amenazó con dejarlo. El dejó el arma y la siguió. La esposa le dio puñetazos. Él fue por el arma de nuevo. Ella sacó un cuchillo. Él le quitó el arma y ella lo volvió a atacar.

Fue entonces cuando el hombre le disparó a su esposa en "múltiples ocasiones".

El hombre se aseguró de que la mujer estuviera muerta. No llamó al teléfono de emergencia 911, según su declaración. Se cambió de ropa, acudió a la comisaría de policía y empezó el proceso de su confesión.

Después de darle a la policía su dirección, las autoridades llegaron al lugar de la escena, donde encontraron el cuerpo.

La hija de 10 años de la pareja también estaba en la casa, informó la policía. La niña no presentaba  "signos de violencia física" en su cuerpo.

Unas horas antes del aparente asesinato, Medina subió una foto de su esposa y su hija cenando afuera de su casa. Las tres personas en la foto estaban sonriendo.

(Con información de Katie Caperton y Ryan Marylynn)