(CNNMéxico) — A Dafne Nayeli Camey la dieron en adopción cuando era un bebé a un centro de Guatemala, donde le cambiaron el nombre y la vendieron a una pareja extranjera. La historia de la niña fue la pista para que la policía y organizaciones civiles descubrieran que se trataba de un ejemplo de miles de casos de tráfico de menores, con la implicación de fiscales, asociaciones intermediarias, abogados y médicos.

Tras analizar distintos casos de adopciones que tenían como destino EEUU, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) destapó la red de tráfico de menores en 2007. Seis años después de la venta de Dafne, las fuerzas de seguridad de Guatemala y la Cicig detuvieron este miércoles a la abogada Hilda Veigili Medina, implicada en la historia de la niña y en al menos otras 70 adopciones ilegales, según la fiscalía guatemalteca.

La Procuraduría General de la Nación tiene registrados en torno a 74 casos en los que ha participado Veigili Media. La cifra podría ascender a un centenar, según estimó Beatriz Maldonado, fiscal del Ministerio Público. "Cuando yo miraba que había papeles de la procuraduría general de la nación y que iban firmados por abogados yo tenía confianza de que todo estaba bien", dijo la abogada Hilda Veigli Medina, al argumentar su inocencia este miércoles.

Además de la abogada, fueron detenidos por el caso de Dafne, el juez de la Niñez y Adolescencia del departamento de Escuintla, Mario Fernando Peralta, la directora de Asociación Primavera, una de las intermediarias, Susana Luarca, y siete personas más, entre ellos, un abogado de la Procuraduría General de la Nación (PGN), de acuerdo con un reporte de EFE.

En los últimos cinco años, Guatemala se ha situado entre los cinco países en los que más bebés se adoptaban con destino a EEUU, según el Informe sobre actores involucrados en el proceso de adopciones irregulares en Guatemala a partir de la entrada en vigor de la Ley de Adopciones de la Cicig. En 2007 las autoridades guatemaltecas clausuraron la sede de la Asociación Primavera, acusada de al menos 400 casos más de adopciones ilícitas, según la Cicig.
LEER NOTA COMPLETA EN CNN MÉXICO