Denuncian lectura de pornografía en una escuela de Estados Unidos

Por Anna Gonzalez, HLN

(HLN) - ¿Es literatura esencial o pornografía?

Si le preguntas a Debbie Stoner de Sierra Vista, Arizona, sobre el libro “Soñar en cubano” de la autora Cristina García, te dirá que es pornografía y que es un despropósito que se lea en la clase de décimo grado de su hijo. El libro está ambientado durante la Revolución Cubana e ilustra la historia y la cultura del país a través de tres generaciones de mujeres. Al descubrir que se leyó un extracto picante durante una clase, Stoner presentó una queja.

“Hugo y Felicia se quitaron las prendas en la habitación, disolviéndose el uno al otro con facilidad e hicieron el amor contra las paredes blancas”, se lee en una parte del pasaje. La descripción del encuentro sexual de los personajes se vuelve luego mucho más detallada.

“Estaba paralizada”, le dijo la mujer a KGUN, afiliada de HLN. “Entregarles pornografía no es protegerlos”, explicó.

Los funcionarios del distrito escolar aseguran que la obra no trata sobre sexo y forma parte del cuerpo de un plan de estudios nacional. Sin embargo, han pedido disculpas y retirado el libro mientras revisan el caso.

“Lo lamentamos profundamente”, dijo Kriss Hagerl, inspectora de Sierra Vista, a KGUN. “No sabíamos sobre el contenido”, agregó.

HLN se contactó con las autoridades para conocer más detalles, pero no recibió respuesta. Hagerl, sin embargo, también habló con la afiliada KVOA y señaló que “un comité tendrá una reunión donde el público y cualquiera que se oponga al libro podrá venir y dar su punto de vista”.

La autora del libro le dijo a KVOA que está dispuesta a hablar con el distrito y con la comunidad sobre sus preocupaciones.

Si el libro no es prohibido, los padres tendrán la opción de que sus hijos lean una obra alternativa. “Son apenas un par de oraciones, pero hacen la diferencia para muchas personas y lo entiendo”, indicó Hagerl.

“Sí. Es algo típico para los estudiantes de escuela secundaria. Salen e intentar conseguir cosas como esa. Lo entiendo, pero cuando es la autoridad la que lo ofrece es distinto. Es un mensaje totalmente distinto para el niño”, le dijo Stoner a KVOA.