(CNN Español) - Obama firmaría una medida que garantice el pago retroactivo para los empleados federales que han tenido que regresar a sus casas.

El mandatario estuvo en un restaurante donde están ofreciendo un descuento a estos empleados públicos enviados a casa sin paga.

Es parte del juego político en Washington donde la imagen pública puede inclinar balanzas.

John Boehner, líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, dijo que habrá una sesión este sábado para votar por la financiación de algunos programas mientras continúa el cese.

Los demócratas, sin embargo, se oponen a una financiación fragmentada.

Para el presidente Barack Obama, la situación podría solucionarse de inmediato.

Hoy pidió de nuevo a la Cámara que autorice, sin condiciones, los fondos incluidos en el plan del senado.

“Este cierre del gobierno se podría terminar hoy. Sabemos que existen los votos en la Cámara de Representantes. Como dije ayer, si Boehner simplemente permitiera que la votación se lleve a cabo, podríamos terminar este cierre”, dijo Obama.

“Un montón de familias, no sólo aquí en Washington, sino en todo el país tendrán la certeza de que cheques vendrán. Que sean capaces de pagar sus gastos y que será capaz de cuidar de sus familias y podemos volver a lo que deberíamos estar enfocados en todos los días”.