(CNN) — Un fin de semana lluvioso se espera para algunas zonas de la costa del Golfo de México, hacia donde se dirige la tormenta tropical Karen.

Este viernes 'Karen' se debilitó, pero podría convertirse en huracán en las próximas horas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos emitió una advertencia de huracán desde Grand Isle, Louisiana, a Destin, Florida, la franja costera donde se espera que Karen se acerque este sábado.

Además, hay un aviso de tormenta tropical para otra parte de la costa que va de Grand Isle a la desembocadura del río Pearl, en la línea costera entre Louisiana y Mississippi.

Karen podría intensificarse a huracán para el sábado por la noche, según el centro.

La tormenta, que a las 07:00 horas (local) e este viernes se localizó a  445 kilómetros al sur-suroeste de la desembocadura del río Mississippi, causó que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) llamara a trabajadores que había enviado a casa debido al cierre del gobierno.

La agencia también reactivó su equipo de enlace dentro del Centro Nacional de Huracanes en Miami mientras funcionarios de FEMA en Atlanta y Denton, Texas, monitorean la tormenta.

“En todo momento, la FEMA mantiene suministros, incluyendo millones de litros de agua, millones de comidas y cientos de miles de mantas, estratégicamente localizados en centros de distribución en todo Estados Unidos, incluyendo la región de la costa del Golfo, que están disponibles para socios estatales y locales si se necesitan y se piden”, afirmó la agencia en un comunicado.

El Centro Nacional de Huracanes también informó que no se vería afectado por el cierre del gobierno mientras se acerca Karen.

“El Centro Nacional de Huracanes está completamente operacional y tiene todos sus recursos disponibles para ello”, afirmó el vocero Dennis Feltgen en un correo electrónico. “El cierre del gobierno no inhibirá al NHC de cumplir con su misión”.

Preparativos para la tormenta

El gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, declaró este jueves el estado de emergencia para todo su estado, mientras que el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el estado de emergencia en 18 condados.

Funcionarios de Nueva Orleans emitieron un comunicado donde pidieron a residentes “monitorear las condiciones del clima y estar alerta”. La ciudad está incluida en el área bajo aviso de tormenta tropical.

Karen, que se formó entre la Península de Yucatán y Cuba, tiene vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora. La tormenta se debilitó ligeramente durante las primeras horas de este viernes.

La tormenta se mueve al nor-noroeste a 17 kilómetros por hora, según el NHC. Se espera que este viernes gire hacia el norte y luego hacia el noreste el sábado, según el pronóstico.

Karen producirá lluvias de entre 10 y 20 centímetros sobre porciones de la costa central y oriental del Golfo hasta el sábado por la noche”, afirmó el centro. “Totales aislados de hasta 30 centímetros son posibles”.

La marea de tormenta también es una preocupación. Si esta coincide con la marea alta, el agua podría alcanzar entre uno y 1.5 metros por encima del nivel normal desde el delta del Mississippi hasta Mobile, Alabama, según el centro.

“La combinación de la marea de tormenta y la marea normal causará que áreas normalmente secas cerca de la costa sean inundadas por las crecientes aguas”, agregó el centro.

Con información de Sean Morris, Eliott C. McLaughlin y Jason Hanna