CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Casa Blanca y republicanos califican de positiva la reunión para poner fin al cierre

Por (CNNEspañol.com)

Por Tom Cohen, Dana Bash y Greg Botelho, CNN

(CNN) — Hay progreso.

Aunque eso es lo que más ha faltado en Washington durante las últimas semanas, en tanto los republicanos y demócratas llegaron a un punto muerto sobre si financiar al gobierno o elevar el techo de la deuda. Ambas partes definieron límites y han expresado su posición de forma enérgica, pero no han conversado mucho.

El jueves, tras 10 días de cierre parcial del gobierno, la tendencia parece cambiar. Los republicanos de la Cámara de Representantes ofrecieron un plan para evitar temporalmente la amenaza del primer impago de la deuda de EE.UU. El presidente Barack Obama los escuchó. Ambas partes acordaron seguir conversando.

El representante Pete Sessions , republicano de Texas, dijo: “Ahora todos estamos trabajando juntos”.

Sessions hizo el comentario después de la reunión entre los republicanos de la Cámara y Obama en la Casa Blanca.

Luego, la administración de Obama describió la sesión como “buena”, señalando que el presidente escuchó las propuestas republicanos y los dos lados discutieron los “posibles caminos”.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Eric Cantor calificó el encuentro como “muy útil”.

Un ambiente tenso

Después de reunirse con su comité, el presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, dijo que los integrantes de su partido quieren conversaciones sustantivas con el presidente Barack Obama y los demócratas sobre la reducción del déficit federal y la deuda, a cambio de la eliminación de la amenaza inmediata por incumplimiento de pagos.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo este jueves que el presidente Barack Obama sigue insistiendo en que el Congreso debe aumentar el techo de la deuda y reabrir el gobierno, pero evitó responder si deben ocurrir ambas situaciones antes de que pueda haber negociaciones formales con los republicanos sobre el presupuesto general y las cuestiones de reducción del déficit.

“Él quiere que el Congreso haga las dos cosas”, dijo Carney. “Él quiere que el Congreso cumpla sus dos responsabilidades fundamentales”.

Carney mencionó que Obama estaba “contento de que las cabezas frías, al menos, parecen prevalecer en la Cámara”, sobre la necesidad de evitar una posible suspensión de pagos.

Fuentes consultadas dijeron a CNN que la medida de los republicanos extendería el techo de la deuda hasta el 22 de noviembre.

Boehner dijo que la propuesta de los republicanos podría ser votada por la Cámara de Representantes el viernes, la cual incluiría un aumento temporal en el techo de la deuda.

A cambio, Boehner quiere que Obama “se siente a discutir con nosotros el camino a seguir para volver a abrir el gobierno y para empezar a hacer frente a los problemas apremiantes de Estados Unidos“.

Su lenguaje abrió una puerta a nuevas conversaciones sobre un plan de gastos temporal independiente para reabrir el gobierno. Los republicanos de la Cámara de Representantes han exigido disposiciones para suspender o retrasar la reforma de salud del presidente Barack Obama, conocida como Obamacare.

La Casa Blanca dejó claro que Obama quería un aumento del techo de la deuda y el gasto temporal para poner fin a la cierre de gobierno antes de que sostener conversaciones formales con los republicanos que tratan de obtener concesiones en la reducción del déficit y del Obamacare.

“Una vez que los republicanos en el Congreso actúen para eliminar la amenaza de incumplimiento (de pagos) y pongan fin a este cierre del gobierno perjudicial, el presidente estará dispuesto a negociar un acuerdo sobre el presupuesto más amplio”, dijo un comunicado de la Casa Blanca.

Wall Street se tranquiliza

La sugerencia de un posible acuerdo levantó las acciones en Wall Street. Los inversionistas han estado preocupados en las últimas semanas con el estancamiento político en Washington y las posibles consecuencias económicas de cualquier incapacidad por parte del gobierno para pagar sus cuentas.

Líderes republicanos viajarán a la Casa Blanca en la tarde de este jueves para reunirse con el presidente, mientras Boehner y otros líderes intentan enmarcar las conversaciones como un comienzo de facto de las negociaciones.

“Esa es una conversación que vamos a tener con el presidente hoy”, dijo Boehner cuando se le preguntó qué haría falta para que los republicanos de la Cámara de Representantes acuerden una reapertura del gobierno. “No quiero poner nada sobre la mesa. No quiero sacar nada de la mesa”, apuntó.

Los demócratas del Senado tienen programado una reunión separada con Obama este jueves, mientras que los republicanos del Senado han sido invitados a su propia reunión este viernes.

En la junta privada con los demócratas de la Cámara baja este miércoles, Obama dijo que consideraría un acuerdo a corto plazo para elevar el límite de endeudamiento federal, dijo un legislador demócrata a CNN .

Debido al estancamiento de las negociaciones, el cierre parcial del gobierno comenzó cuando el Congreso no acordó financiar al gobierno para el nuevo año fiscal que comenzó el 1 de octubre. Otro plazo se perfila para la próxima semana, cuando los economistas advierten que la falta de un acuerdo para elevar el techo de la deuda podría llevar a Estados Unidos a una nueva recesión.

Los estadounidenses, molestos

En una encuesta nacional publicada este lunes, la mayoría de los entrevistados dijeron que el cierre del gobierno han sido la causa de una crisis o problemas importantes para el país.

La encuesta internacional de CNN/ORC indicó que la mayoría de las personas estaban enojadas al igual con los republicanos, los demócratas y Barack Obama por el cierre del gobierno.

De acuerdo con la encuesta realizada el fin de semana, el 63% de los encuestados dijeron que estaban enojados con los republicanos por la forma en que han manejado el cierre, mientras que el 57% expresó su enojo con los demócratas y el 53% a Obama.

“Parece que hay más que suficiente culpa para todos, y ambas partes están siendo perjudicadas por el cierre”, dijo la directora de encuestas de CNN, Keating Holland.

Según una nueva encuesta de Gallup de este miércoles, la calificación favorable del Partido Republicano se redujo a 28%, 10 puntos porcentuales menos respecto a septiembre. El 43% de los demócratas significó una caída de 4 puntos porcentuales desde el mes pasado.

Con información de Chelsea J. Carter, Paul Steinhauser, Jim Acosta, Deirdre Walsh, Barbara Starr, Ted Barrett, Dan Merica y Brianna Keilar.