(CNN Español) - A un mes de que el Tribunal Constitucional de República Dominicana emitiera una sentencia que retira la nacionalidad a miles de hijos de inmigrantes indocumentados que nacieron allí, el Consejo Nacional de migración se reunió con el presidente Danilo Medina para elaborar un plan de acción que permita dar cumplimiento a la sentencia.

Según un comunicado, el gobierno trabajara para encontrar una respuesta humanitaria para quienes sienten que sus derechos han sido vulnerados.

La reunión del Consejo de Migración trazó las primeras líneas para cumplir con la sentencia del Tribunal Constitucional que dice que no son dominicanos los  hijos de extranjeros ilegales o en tránsito por el país, la sentencia ordena revisar la documentación de los descendientes de extranjeros desde 1929.

El Consejo Nacional de Migración tiene 60 días para elaborar un plan de regularización de extranjeros con lo que espera otorgar la residencia a quienes se le retiró la nacionalidad, pero los manifestantes se niegan a someterse a ese plan y le repiten al tribunal que ellos no son extranjeros.

El gobierno ha dejado claro que no habrá repatriaciones de las personas afectadas con la sentencia del tribunal y que bajo el plan de regularización podrán optar por la nacionalidad dominicana en un plazo de dos años, si así lo desean.