(CNN) - Un grupo de escaladores de hielo puso en marcha un espectacular proyecto de fotografía que enciende una luz en las cataratas congeladas de Noruega.

Durante los meses de verano, el agua cae desde las cimas en Eidfjord, Noruega. Pero con el invierno, este majestuoso paisaje se transforma conforme las aguas quedan suspendidas en mitad del torrente, creando cataratas congeladas, o saltos de agua congelados. 

Estas espectaculares estructuras son populares entre los escaladores de hielo que frecuentemente escalan las estructuras de 500 metros (1.640 pies) de altura durante las horas de luz. Pero su delicada belleza nunca ha sido capturada de forma tan colorida durante la noche.