(CNN Español) - El 3 noviembre de 2006 desapareció en Guatemala la niña Anyelí. Según la madre, Loyda Rodríguez, a su hija se la robaron. Ahora la menor se llama Karen y vive en Missouri, Estados Unidos.

Se trata de un caso de una adopción ilegal en el que la familia denuncia abandono del gobierno de Guatemala para recuperar a la niña.

En entrevista con Fernando del Rincón en Conclusiones, la viceministra de Relaciones Exteriores Rita Claverie dijo que "ha habido acciones concretas por parte del Estado de Guatemala para evitar que estas situaciones se den en el futuro", aunque no puntualizó en las medidas específicas que se estén llevando a cabo en este momento sobre este caso en particular.

La viceministra, que no conocía la queja de los padres de Anyelí, calificó el caso de "lamentable".

Según Claverie, se trata de un trámite bilateral y ya Guatemala solicitó una entrevista consular.

"Nosotros hemos hecho lo propio (...) El gobierno de Estados Unidos sostiene que es un tema de familia que se debe ventilar en EE.UU. en un tribunal de familia", dijo.

"El caso para nosotros no ha terminado porque la solicitud diplomática no ha podido concretarse".

Ante la pregunta de si en esta ocasión el gobierno recuperará por primera vez en la historia a una menor adoptada ilegalmente, la viceministra dijo:  "Yo no puedo decirle a usted que Guatemala va a hacer historia con este caso. Le puedo decir que Guatemala está haciendo su mejor esfuerzo".

De acuerdo a Claverie, en el caso también"hay intereses superiores que los estados van a tutelar".

Las autoridades guatemaltecas dicen que Anyelí fue arrebatada de Rodríguez y vendida a una agencia adoptiva internacional.

Un juez de Guatemala dictaminó que la niña pertenecía a Rodríguez y no a sus padres adoptivos norteamericanos.

El gobierno de Guatemala suspendió las adopciones en el 2007, después de que las autoridades encontraron varios casos de falsificación de certificados de nacimiento y papeleo, así como supuestos robos de bebés.

El Departamento de Estado de Estados Unidos intervino en el caso de la niña y afirmó que una corte estatal estadounidense tendría que decidir si debe regresar a Guatemala, porque cuando ocurrió el incidente, los dos países aún no habían firmado un tratado internacional sobre niños secuestrados.

En Guatemala, al menos 10 personas han sido acusadas de tráfico de personas en relación con el caso de la niña adoptiva.

Las autoridades de Guatemala dicen que la agencia falsificó documentos para hacer a la niña candidata a la adopción, algo que aparentemente los padres adoptivos en Missouri no sabían.

Rodríguez espera poder ir a la corte de Missouri para tratar de recuperar a su hija.