Por Dr. Anthony Youn

Nota del editor: El Dr. Anthony Youn es un cirujano plástico en el área metropolitana de Detroit. 

(CNN) — Cuernos. Lenguas bífidas. Orejas de elfo. Bigotes.

No, estas no son características de la última película de fantasía. Hoy en día, muchas personas están sometiendo sus cuerpos a modificaciones en toda clase de formas extrañas e inusuales. Los tatuajes son sólo la punta del iceberg para las personas que están interesadas en la modificación corporal; los críticos se refieren a esto como "mutilación corporal".

Las personas llamadas "artistas de modificación corporal" llevan a cabo estos procedimientos quirúrgicos poco convencionales, por lo general solicitados por clientes jóvenes. Estos tratamientos van de lo simple, como implantar pernos de metal en el cuello de la persona, hasta lo extremo, como crear marcas debajo de la piel, para hacer que la persona se vea como un lagarto humano.

¿Difícil de creer? El sitio web Body Modification Ezine tiene más de 3 millones de fotografías de personas que se han sometido a estos distintos tipos de modificación corporal.

Y no sólo en Estados Unidos. En otros países industrializados, la tendencia de la modificación corporal se está expandiendo con nuevos tratamientos, que resultan cada vez más extraños. En Japón, los jóvenes están engrosando su frente al inyectar grandes cantidades de solución salina; luego, presionan su pulgar en el centro para crear una hendidura. Esto deja una apariencia temporal semejante a una dona, también llamada "Bagel Head" (Cabeza de rosquilla).

Los procedimientos extremos de modificación corporal casi nunca son realizados por médicos profesionales. Estos tratamientos más a menudo se asocian con locales de tatuajes que con clínicas. De hecho, nunca he escuchado de algún cirujano plástico que se haya prestado para realizar modificaciones corporales extremas. Y debido a que no hay médicos involucrados, los pacientes no se benefician de los anestésicos modernos.

Sí, la gente ha hecho esto sin anestesia real.

¿Quieres bifurcarte la lengua? Tómate una buena cantidad de whisky, aplica un poco de hielo y trata de quedarte quieto mientras el artista corta tu lengua a la mitad. Es en serio.

Aunque nunca me han pedido que arregle o trate una lengua bífida, hay una tendencia de modificación corporal que varias veces me han pedido que restaure: pendientes gruesos. Estos son pendientes circulares que funcionan para dilatar gradualmente una perforación en la oreja, con frecuencia hasta lograr un tamaño bastante grande. Las personas con pendientes gruesos pueden creer que sus lóbulos se ven bien cuando llevan los pendientes puestos, pero cuando se los quitan, parecen fideos blandos.

La mayoría de mis pacientes que se han sometido a la reparación de sus lóbulos estirados lo han hecho para mejorar sus perspectivas de empleo; aquello que funciona para una entrevista en un local de tatuajes puede no ser apropiado si estás aplicando a un puesto gerencial.

Aparte de su efecto en las perspectivas profesionales, ¿podría ser la modificación corporal extrema una señal de que existen problemas psiquiátricos subyacentes?

Una de las personas más famosas en someterse a la modificación corporal, Dennis Avner, pasó años de su vida tratando de verse como un gato. Llegó tan lejos como para pedir que le implantaran bigotes en sus mejillas, y que sus dientes fueran afilados para convertirse en colmillos. Hace un año, murió a causa de aparente suicido. Algunos han especulado que Avner podría haber sufrido de trastorno dismórfico corporal, una condición psiquiátrica que involucra la imagen de si mismo. Tiene un alto índice de ideas suicidas.

Como cirujano plástico colegiado, estoy muy consciente de que los pacientes en mi campo médico tienen un índice mucho mayor de TDC que la población general. La cirugía plástica no es más que una forma de modificación corporal con más aceptación por parte de la sociedad.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre la cirugía plástica y la modificación corporal extrema. Los cirujanos plásticos colegiados deben pasar por al menos nueve años de educación y capacitación, deben aprobar una serie de rigurosos exámenes y deben realizar sus procedimientos en un centro médico seguro y acreditado.

Entonces, si estás considerando someterte a una modificación corporal extrema, piénsalo muy bien. Los procedimientos quirúrgicos deben llevarse a cabo en un ambiente médico estéril, en manos de un cirujano experimentado. Las cosas pueden salir mal, aún en las mejores circunstancias.

También debes considerar que lo que quieres hoy puede no ser lo que quieras en el futuro. La moda cambia. Si bien tener pernos de Frankenstein en el cuello puede ser genial ahora, en 10 años podrían hacerte ver como un monstruo.

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden únicamente al Dr. Anthony Youn.