(CNN) - ¿Qué es eso en el cielo? ¿Es un asteroide? ¿Un cometa? ¿Un rociador de césped?

Resulta que un objeto descubierto recientemente tiene un poco de los tres —dejando de lado el hecho de que no encontrarás muchos campos verdes a millones de kilómetros de la Tierra— anunció la NASA el viernes.

"Literalmente nos quedamos perplejos cuando lo vimos", dijo David Jewitt, quien dirige el equipo que está explorando el "asteroide con seis colas de polvo parecidas a un cometa, que salen de él como los rayos de una rueda".

"Se trata del asteroide P/2013 P5, el cual la NASA ha descrito como un "objeto inusual de apariencia confusa" cuando se descubrió en agosto, en un cinturón de asteroides de nuestro sistema solar.

Luego, el telescopio Espacial Hubble lo enfocó, fotografiándolo inicialmente en los primeros días de septiembre y nuevamente, 13 días después. Para entonces, se veía completamente distinto, como si hubiera hecho un giro de 180 grados, dijo la NASA.

"Sus estructuras de la cola cambian dramáticamente... a medida que escupe polvo", indicó Jewitt, un profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, en un comunicado de prensa. "Eso también nos tomó por sorpresa. Es difícil creer que lo que vemos es un asteroide".

El primer descubrimiento de esta clase "dejó completamente atónitos" a los astrónomos, añadió. Tal vez igualmente emocionante es la expectativa de que este "increíble objeto es casi seguro, el primero de muchos que vendrán".

Como Jewitt lo dijo: "En la astronomía, cuando encuentras uno, con el tiempo encuentras otro montón más".

La roca gigantesca tiene más o menos 426 metros de ancho y probablemente su temperatura en la superficie llega hasta 1.500 grados Farenheit. Por esta razón, la NASA cree que está hecho de roca y no de hielo, de lo que normalmente están hechos los cometas.

Miles de millones de planetas en el espacio se parecen a la Tierra.

Las estelas de polvo fueron expulsadas seis veces entre abril y septiembre; los miembros del equipo de la NASA creen que esto se debe a que el asteroide gira tan rápido que en ocasiones, su superficie se desintegró.

La NASA aún está observando al P/2013 P5, el cual según Jewitt, aparentemente es un fragmento de un asteroide más grande que se desintegró hace 200 millones de años, para entender exactamente por qué tiene este comportamiento. Una teoría es que ésta es una forma en la que los asteroides mueren.

Los hallazgos completos fueron publicados el 7 de noviembre en The Astrophysical Journal Letters.

Con información de Greg Botelho.