CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

El tifón Haiyan se dirige a Vietnam después de devastar Filipinas

Por Juan Andrés Muñoz

TACLOBAN, Filipinas (CNN) – Vietnam comenzó a prepararse para recibir al tifón Haiyan, después de que dejó cientos de muertos y devastación en varias poblaciones de Filipinas.


La Cruz Roja de Vietnam informó que ayudó a las autoridades a evacuar a 100.000 personas, incluidos residentes ancianos y huérfanos.

Al mediodía de este domingo (hora local), Haiyan se desplazaba a través del mar del sur de China con vientos sostenidos de 160 kilómetros por hora y ráfagas de 195. Se espera que afecte Vietnam la mañana de este lunes.

Para ese entonces, el tifón podría haberse debilitado a tormenta tropical. Pero se espera que aún cause lluvias intensas e inundaciones en Hanoi, según la Cruz Roja. El área de afectación de la tormenta podría incluir 15 provincias de Vietnam, detalló la organización humanitaria.

Mientras la tormenta se desplaza hacia Vietnam, muchos filipinos lidian con una devastación que nunca antes habían visto.

La Cruz Roja de Filipinas estima que al menos 1.200 personas murieron por Haiyan. Sharee Tan, gobernador de la provincia de Samar, reportó 370 muertos y 2.000 desaparecidos solo en su provincia.

Pero la cifra total de muertos podría ser significativamente más alta. Las autoridades trabajan para acceder a lugares remotos y casi inaccesibles asolados por el ciclón.

El alcalde de la ciudad de Tacloban, Alfred Romualdez, dijo a CNN que es «completamente posible» que más de 10.000 personas hayan muerto en la provincia de Leyte.

Desesperación por la devastación

No fueron los vientos de hasta 250 kilómetros por hora los que causaron el mayor daño, sino el oleaje que en algunas partes alcanzó los cinco metros de altura.

Casi medio millón de personas fueron obligados a abandonar sus hogares, y ahora miles no tienen forma de regresar, informó el Consejo Nacional de Manejo y Reducción de Riesgos.

En Tacloban, con una población de 200.000, la búsqueda cada vez más desesperada de comida y agua ha llevado a saqueos de establecimientos. La policía nacional y el Ejército enviaron refuerzos a la ciudad este domingo para evitar los robos.

Otra escena desesperada ocurre en el único hospital funcional de la ciudad. Los médico no pudieron admitir a más víctimas heridas debido a la falta de espacio. Algunos de los heridos permanecen en los pasillos del lugar en busca de atención.

“No tenemos nada más con qué ayudar a la gente”, dijo uno de los doctores. “Necesitamos conseguir suministros inmediatamente”.

En tanto, la Cruz Roja filipina apenas pudo introducir a un equipo de emergencia a Tacloban, pero no ha podido llevar a su principal equipo de rescatistas y suministros a la ciudad.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU reúne recursos globales para enviar suficiente comida que pueda alimentar a 120.000 personas, dijo la vocera del órgano, Bettina Luescher.

Un duro golpe

Hayan podría ser el mayor ciclón tropical registrado en la historia, pero los meteorólogos informaron que aún requieren un mayor análisis para confirmar si establece un récord.

El tifón fue 3,5 veces más fuerte que el huracán Katrina, que impactó la costa este de Estados Unidos en 2005.

Pero la tragedia por Haiyan ha causado mucho más que pérdidas enormes de vidas y destrucción épica, también arruinó la vida de muchos sobrevivientes.

“Este desastre en esta escala probablemente nos tendrá trabajando el próximo año”, dijo Sandra Bulling, funcionaria de comunicación internacional de la agencia CARE. “Los pescadores perdieron sus botes. Las cosechas están devastadas. Esto realmente es básico para el ingreso de mucha gente”.