CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Huracanes

Huracanes

Los desgarradores testimonios reflejan la devastación de Tacloban

Por (CNNEspañol.com)

Por Anderson Cooper, CNN

Tacloban, Filipinas (CNN) — En medio de tanta necesidad, hay innumerables testimonios que narran la tragedia de quedarse solo y perderlo todo.Juvelyn Taniega camina por un camino desolado y señala hacia el árido paisaje que alguna vez estuvo su casa.

Cuando el tifón Haiyan golpeó Tacloban, dice, la casa en la que vivía con su esposo y sus seis hijos fue una de los primeros en caer. Se acurrucaron en el interior de un autobús, en busca de refugio por la tormenta.

Ella sobrevivió, pero ellos fueron barridos por las impetuosas aguas. Ahora, Taniega busca sus restos.

“Quiero verlos”, le dijo a Anderson Cooper, “así sean sólo sus cuerpos”.

Taniega encontró los cuerpos de su esposo y de tres de sus hijos. Pero todavía está en busca de otros tres hijos. No cree que hayan sobrevivido a la tormenta.

Y no sabe dónde va a dormir.

“Aquí, en la calle”, dijo. “En cualquier lugar. No sé dónde iré”.

En Tacloban, una de las muchas ciudades que enfrentan la muerte y la destrucción que dejó el tifón Haiyan, los sobrevivientes dicen que no hay ningún lugar adonde ir.

Juanito Martínez está viviendo en un refugio improvisado. Los cuerpos de su esposa, Gina, y de su hija están cubiertos con sábanas.

“Quiero que alguien venga a recoger sus cuerpos”, dice. “Quiero saber dónde serán llevados para poder encender una vela por ellas”.

Juanito cocina un poco de arroz y fideos para sus vecinos. Uno de ellos nos dice que quiere llamar a su madre en Manila. Está desesperado para decirle que él y su hija sobrevivieron, pero que su esposa y sus otros dos hijos están muertos. Marcamos su número desde nuestro teléfono satelital.

“¡Se han ido, se han ido todos!”, dice.

“No sé por qué esto me pasó a mí”.