CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

¿Está mal calibrada la calculadora de riesgo de infarto que usan los médicos en EE.UU.?

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

Por Ashley Hayes, CNN

(CNN) — La semana pasada se publicaron los problemas aparentes con una calculadora en línea junto con lineamientos para el colesterol, informó un experto el lunes, lo cual indujo a sugerir que se pospusiera la implementación de los lineamientos.

La calculadora de riesgo, cuyo fin era proporcionar ayuda a los médicos a evaluar el riesgo de los pacientes y sus opciones de tratamiento, aparentemente sobrevalora mucho el riesgo, de acuerdo con el informe del domingo en el New York Times.

Según el informe, podría dar como resultado que millones de personas fueran incorrectamente identificadas como candidatas a tomar estatinas para reducir el colesterol.

La calculadora fue presentada por la Asociación Americana del Corazón  y el Colegio de Cardiología de Estados Unidos; esta calculadora es una herramienta para evaluar el riesgo que corre un paciente de sufrir un ataque al corazón en los próximos 10 años. De acuerdo con los nuevos lineamientos, si el riesgo de una persona es mayor al 7,5%, debería de tomar estatinas.

Sin embargo, en una apresurada sesión informativa realizada el lunes, los miembros del comité que desarrollaron la calculadora y los lineamientos dijeron que sabían acerca del riesgo de sobrevaloración antes de implementar la herramienta de evaluación y que dan la bienvenida a cualquier otra información que los ayude a refinarla.

publicidad

La herramienta, dijeron, es solamente una de muchas para evaluar las opciones de tratamiento a los pacientes, algo que únicamente se puede hacer con la ayuda de un médico.

A nadie se le debería «enviar por correo una receta médica» en base a los resultados de la herramienta de evaluación, dijo el Dr. Neil Stone, presidente del comité. «Debería haber una conversación entre médico-paciente. … Hemos vuelto a colocar al médico en la toma de decisiones cruciales».

Sin embargo, «no puedo decir si la calculadora es válida o no», dijo a CNN el Dr. Robert Eckel, copresidente del comité que escribió los lineamientos y antiguo presidente de la American Heart Association». Eso deberá de ser determinado.

«Confiábamos que la calculadora funcionaba», dijo. «Confiábamos que la calculadora era válida».

Según el informe del Times, Paul Ridker y Nancy Cook profesores de Harvard Medical School fueron los primeros que mostraron su preocupación acerca de la calculadora.

En un análisis que se publicará el martes en la publicación médica The Lancet, de la cual CNN obtuvo una copia, Ridker y Cook escriben que calcularon los riesgos a 10 años utilizando la herramienta y compararon esta información a las tasas de eventos utilizando tres grandes estudios previamente publicados, en los cuales se conocían las características de los participantes, como la edad y si eran o no fumadores.

La calculadora «sistemáticamente sobrestimó los riesgos entre un 75 y un 150 por ciento, aproximadamente duplicando el riesgo actual observado», escribieron.

Elizabeth Cohen, de CNN, dijo que cuando utilizó la calculadora, ingresó los datos de un hombre de 65 años con niveles normales de colesterol y sin factores de riesgo -presión arterial normal, no diabético, y no fumador- y la calculadora dijo que necesitaba tomar estatinas.

Ridker y Cook habían indicado el problema un año antes, cuando les enviaron los borradores para su revisión, ya que los lineamientos estaban en desarrollo, dijo el Times.

Los investigadores aparentemente no recibieron las respuestas de los profesores, dijo al Times el Dr. Donald Lloyd-Jones, presidente del comité que desarrolló la ecuación.

Sin embargo, Lloyd-Jones dijo a los periodistas el lunes, «No hay nada malo con estas ecuaciones».

Los miembros del comité sabían que podría haber una «sobrestimación del riesgo en algunas poblaciones», dijo.

El sábado por la noche, los miembros de la American Heart Association y el American College of Cardiology se reunieron con Ridker. Los funcionarios dijeron el lunes que esperan más información del profesor.

Lloyd-Jones dijo el lunes que espera recibir detalles de la información de Ridker. Pero dijo, «Sospecho que estudia a cohortes extremadamente sanos. Nosotros buscamos cohortes que sean representativos».

La verdad, predijo, se encuentra «en algún lugar en el medio».

«Nuestro lineamiento de evaluación de riesgo no le dice qué hacer. … Simplemente evalúa el riesgo», dijo.

«Los análisis realizados por los doctores   Ridker y Cook es preocupante», dijo el Dr. Steven Nissen, jefe de medicina cardiovascular en Cleveland Clinic.

«Debido a que la calculadora de riesgos no se había publicado previamente, ahora tiene sentido detener la implementación de los lineamientos para que los científicos médicos independientes puedan evaluar la precisión de la calculadora de riesgo», dijo Nissen a CNN en un correo electrónico.

«Hemos esperado muchos años por estos lineamientos. Me parece prudente esperar un poco más para estar seguros que los lineamientos funcionan como es debido».

Los intentos de CNN por contactar con Ridker y Cook no tuvieron éxito inmediatamente.

Los nuevos lineamientos de tratamientos llaman la atención en los factores de riesgo más que solamente los niveles de colesterol de un paciente.

De momento, Nissen los llamó «un enorme cambio en la política ya que están relacionados con la forma como deberían de tratarse los niveles altos de colesterol».

Las cuatro preguntas a hacerse para determinar el riesgo incluyen: ¿Padece de enfermedad coronaria? ¿Padece de diabetes tipo 1 o 2? ¿Tiene niveles de colesterol mayores a 190? Y, ¿Es su riesgo de sufrir un ataque al corazón mayor a 7,5%?

De acuerdo con los nuevos lineamientos, si responde con sí a alguna de estas cuatro preguntas, debería tomar estatinas.