CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Viajes y Turismo

10 de los cruceros más aventureros del mundo

Por (CNNEspañol.com)

Por Roderick Eime, para CNN

(CNN) — “Tomar un crucero”; la frase evoca imágenes de buffets rebosando de comida, la posibilidad de ejercitar los brazos en las máquinas dispensadoras y practicar el juego de los aros hasta la saciedad.

Sin embargo, hay algo más además de este tipo de viajes que se burla de las típicas personas que acaparan las sillas descansadoras y se dedican a beber cocteles. Se trata de los cruceros de aventura y expedición.

Es casi engañoso llamarlo “crucero”.

Es en realidad una “aventura en barco” en donde a menudo el destino exótico es buena parte de la atracción así como la forma en la que se llega. Estas aventuras flotantes toman cualquier forma, desde exploraciones de cinco estrellas de Champagne hasta deambular en un vapor tramp.

10. Safari de isla, Hawái, Estados Unidos  

Valoración de intensidad: 6/10

No, no es la tierra donde están los muñecos de Elvis Presley que mueven las cabezas y las faldas hechas de hierba. En Big Island, los turistas aventureros pueden abordar el Safari Explorer con tan sólo otros 36 turistas más y, entre los viajes en kayak, las caminatas entre los volcanes y el avistamiento de delfines, pueden entablar un cautivante baile con las mantarrayas.

El crucero visita islas como Moloka’i, un tipo de fortaleza de frangipani que alberga el verdadero espíritu “aloha”, y Lana’i, en donde puede ir de cacería y disparar y montar a caballo.

Un-Cruise Adventures, +1 888 862 8881, desde $700 por persona por noche.

9. A través del Pasaje del noroeste, América del Norte  

Valoración de intensidad: 6/10

Hasta hace pocos años, el legendario Pasaje del Noroeste era tan sólo una ruta teórica entre los Océanos Atlántico y Pacífico a través del norte de Canadá.

Durante siglos, las personas morían intentando atravesarlo y solamente algunos de ellos permanecen allí, enterrados en sepulturas de permafrost.

Actualmente, con el cambio climático, el pasaje se puede completar con mayor confianza y aumentar su derecho a presumir sin temer por perder la vida.

Cuando se encuentre allí, puede visitar las comunidades Inuit que han vivido entre el hielo durante siglos.

OneOcean Expeditions, desde 600 dólares por persona por noche.

8. A través de la antigua Kimberley, Australia  

Valoración de intensidad: 7/10

Los exploradores holandeses del Siglo XVI no pudieron tener ni un trozo de ésta. El noroeste de Australia es tan inhóspito, que es incluso un reto para los Njikena y los Punaba que han vivido allí durante miles de años.

Pero esta área remota y de una belleza áspera de Australia es el lugar de moda del país para los cruceros de aventuras. La temporada es de abril a septiembre, cuando han disminuido las lluvias torrenciales y el agua cae en cascada desde las mesetas.

Kimberley se encuentra infestada de cocodrilos y tiene la que podría ser posiblemente la obra de arte en roca más antigua del mundo; sin embargo corre peligro por las exploraciones desenfrenadas de petróleo y gas -debe visitarlo antes de que se eche a perder.

North Star Cruises Australia, desde 1.000 dólares por persona por noche.

7. Reserva nacional de Pacaya Samiria, Amazonas  

Valoración de intensidad 7/10

Claro, es el río más largo del mundo en volumen, pero es también un gran paso marítimo. Usted llega desde el punto de salida para tomar el mejor crucero del Amazonas volando a la ciudad de Iquitos, Perú, y luego se dirigirá a la Reserva nacional de Pacaya Samiria en donde los ríos con nombres tan evocadores como el Yanayacu (agua negra) y el Ucayali (rompedor de canoas) fluyen hacia el río principal.

Entre la vida salvaje en la reserva se encuentran las pirañas, los perezosos, los raros delfines rosas y muchos monos ruidosos.

Puede convivir con las familias indígenas de ribereños que viven en los bancos antes de retirarse al navío de lujo para 24 pasajeros para freír su piraña.

Aqua Expeditions, desde 700 dólares por persona por noche.

6. Recorrido ‘Libro de la Selva”, India  

Valoración de intensidad: 7/10

El Río Brahmaputra comienza en los glaciares de Tibet antes de serpentear a través de la India y vaciarse 2.900 kilómetros más tarde en la Bahía de Bengala.

Mientras recorre en crucero a bordo del deliciosamente anacrónico Charaidew de 24 pasajeros, y éste navega desde Guwahati hasta Tezpur, usted puede beber el té local y disfrutar del suave curry asamés. Una de las diversiones en la ruta es una visita al Parque nacional de Kaziranga, en la lista de UNESCO, para ver elefantes, rinocerontes y (posiblemente) tigres.

Assam Bengal Navigation, desde 400 dólares por persona por noche.

5. En el salvaje oeste africano  

Valoración de intensidad: 8/10

Las repúblicas que alguna vez fueron destrozadas por la guerra, que forman un mosaico en África, se abren a los turistas transportados por vía marítima.

Países como Angola, Sierra Leona y Congo comienzan a recuperarse de sus devastadores conflictos y permiten a los visitantes explorar los antiguos puertos para los esclavos, los santuarios de vida salvaje y los mercados de vudú.

Las maltrechas villas a lo largo del crucero costero proporcionan muchas oportunidades para comer, beber, cantar y bailar.

Ahora podría ser el momento para ir: el incremento en la piratería en el Golfo de Guinea pone nerviosos a los aseguradores marinos.

G Adventuresdesde 600 dólares por persona por noche.

4. Siguiendo a Scott, Amundsen et al, Antártica  

Valoración de intensidad: 8,5/10

Cuando sus vecinos vuelvan de su heroico crucero antártico, es probable que haya sido para ellos pan comido atravesar la Península del continente.

Los puede superar al seguir el camino que tomaron los exploradores de verdad, como Scott, Amundsen y Mawson. Navegue por el Mar de Ross o la Bahía del Commonwealth en donde estos chicos caminaron hacia la nieve y encontrará las grutas que dejaron atrás, todavía atiborradas en algunos casos con equipo congelado desde hace 100 años.

Sin embargo, la llegada a Mawsons Hut puede ser difícil. Si los masivos icebergs del tamaño de pequeños países no impiden el paso, los famosos vientos catabáticos que soplan hasta a 200 mph (320 kph) amenazan con llevarlo a uno de vuelta hasta Tasmania.

Heritage Expeditions, desde 600 dólares por persona por noche.

3. Saltando islas en el Pacífico  

Valoración de intensidad: 8,5/10

El buque parece ser parte de la utilería de “La isla de Gilligan”, pero el pequeño Braveheart, con capacidad para 12 personas, zarpa desde Papeete hacia algunas de las islas deshabitadas más remotas en el Océano Pacífico.

Puntos pelágicos con nombres como Isla de Vostok, Starbuck, Jarvis, Washington y Palmyra son el objetivo sin otra razón aparente más que la de existir.

Después de 29 días, el crucero termina en Samoa Occidental, su objetivo fue haber atracado en 10 de estas islas remotas -la empresa incluso ofrece un reembolso prorrateado si no lo consiguen.

Wild Earth Travel, desde $1.200 por persona por noche.

2. Rompiendo el hielo en el Polo Norte  

Valoración de intensidad: 9,5/10

No puede llegar a ser más extremo que esto (aunque, vea abajo). Hace tan sólo 100 años, los viajeros al Polo Norte eran tan célebres como los exploradores de la luna, Neil Armstrong y su equipo en la década de 1960.

Todavía podía elegir llevar su trineo sobre peligrosas grietas, montículos y sastrugis (obstáculos de hielo) o, en cambio, subir a bordo de uno de los rompehielos más poderosos del mundo, el buque nuclear ruso 50 лет Победы (50 Años de victoria).

No hay mucho por ver en la ruta mientras las turbinas de 340 MW empujan las 25.000 toneladas de acero a través de los glaciares de hasta tres metros de espesor camino al grado 90 N.

Después de salir de Murmansk, en Rusia, volverá en el término de dos semanas.

Quark Expeditionsdesde 2.000 dólares por persona por noche.

1. Descenso al naufragio del Titanic, Océano Atlántico  

Valoración de intensidad: 10/10

Si la visión del loco Clive Palmer se hiciera realidad, podría navegar en una réplica del Titanic en 2016.

Pero para echar un vistazo a la vida (y muerte) a bordo del navío original de 1912, tendrá que subir a bordo de un sumergible especializado para un viaje de ocho horas hasta la nave, a 12.500 pies (3.810 metros) por debajo de la superficie en el Atlántico Norte.

Los viajes son intermitentes, dependiendo de la demanda y de diversos altercados legales, pero si el Titanic se encuentra fuera de las posibilidades, también hay recorridos turísticos al Bismark (15.000 pies, 4.572 metros), o a los respiraderos hidrotérmicos en el Mesoatlántico a insignificantes 10.000 pies (3.048 metros).

Las aventuras en la profundidad del mar comienzan a competir con los viajes al espacio como viajes extremos, con personas como Sir Richard Branson que se plantean aventurarse al espacio también.

Adventure Associatesdesde 5.000 dólares por persona por noche (tiempo de inmersión, aproximadamente 8 horas).