CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

Un jurado le ordena a Samsung pagar 290 millones de dólares a Apple

Por (CNNEspañol.com)

Por Julianne Pepitone, CNNMoney

(CNNMoney) – Un jurado de California le ordenó a Samsung pagar 290 millones de dólares adicionales a Apple por infringir sus patentes.

La decisión del jueves es el fallo más reciente en un juicio de más de dos años. En agosto de 2012, se determinó que el fabricante coreano de smartphones violó varias de las patentes de Apple, y un jurado dictaminó que Samsung debía a Apple más de mil millones de dólares en daños. Lucy Koh, juez de una corte distrital de EE.UU., dijo luego que el jurado había calculado equivocadamente el monto, y alrededor de 450 millones de dólares de esos daños fueron reconsiderados en un nuevo juicio.

Tras el fallo del jueves, Samsung ahora le debe a Apple otros 290 millones de dólares por daños además de los 640 millones que Koh confirmó en el primer juicio.

Apple argumentó que merecía otros 379 millones de dólares, mientras que Samsung dijo que sólo debía cerca de 52 millones.

El total del pago por daños es de 935 millones de dólares, una cifra cercana a la original de 1.050 millones de dólares.

Pero para complicar aún más el tema, ambas compañías han apelado el fallo original de agosto de 2012, así que la decisión del jueves podría no significar nada.

Apple y Samsung están envueltas en decenas de disputas por patentes en cortes de todo el mundo, pero el fallo del jueves es del caso más grandes. Apple acusó a Samsung de copiar de forma “servil” tanto al iPhone como al iPad en sus propios dispositivos, incluyendo en el diseño de hardware así como en características de software como el zoom don dos toques. Samsung contrademandó, acusando a Apple de infringir en sus propias patentes de software.

Podría tomar años para que las demandas sean resueltas. Y así siguen las cosas en el mundo contencioso de las patentes de teléfonos inteligentes.