CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vida

Las 13 cosas que nunca deberías decirle a una madre trabajadora

Por CNNEspañol sjv

Por Jennifer Barbin, especial para HLN

Nota del editor: Jennifer Barbin es la autora de “Guilt Be Gone! Become a Proud Working Mom in 12 Easy Steps” (¡Fuera culpa! Conviértete en una orgullosa mamá trabajadora en 12 sencillos pasos) y una de las mamás blogueras detrás de proudworkingmom.com, en donde se publicó originalmente este artículo. La puedes encontrar en Twitter.

(HLN) — He sido una madre trabajadora con tres niños desde hace mucho tiempo. Durante este tiempo, muchas personas me han hecho preguntas y en muchas ocasiones me han dado muchos consejos que no he pedido. Aunque la mayoría de la gente no pretende ser maleducada o crítica, siempre es sorprendente escuchar en voz alta cosas que algunos deberían guardar para sí mismos

A continuación, mi lista de las cosas que NUNCA debes decirle a una mamá trabajadora y, por diversión, he incluido mis respuestas sarcásticas (que me las he arreglado para guardármelas para mí):

1. «He visto a tu niña hoy en la excursión de su clase. Estaba llorando, creo que te extrañaba»

Gracias, me siento mucho mejor con la información. ¿Te gustaría decirme algo más, por ejemplo, cómo crees que no alcanzará sus hitos o que estará emocionalmente dañada de por vida?

publicidad

2. «Nunca podría dejar que nadie más críe a mis hijos»

Sí, dejo que otros tomen todas las decisiones por mis niños. Tengo poco que ver con cualquier cosa… sus reuniones con los maestros, las fiestas de cumpleaños, sus tareas, las citas donde el médico, sus citas para jugar, o para ofrecer cualquier tipo de consejos para padres. ¡Qué diablos! Ni siquiera los he abrazado y besado, acurrucado, o arropado en la cama. Nunca soy la primera cara que ven por la mañana, y nunca hago nada divertido con ellos, como ir de ‘picnic’ en nuestra alfombra, o ver la misma película animada 100 veces. Y nunca les pregunto acerca de su día. No, no tengo nada que ver con mis niños.

3. «No sé cómo lo haces. Yo me sentiría demasiado culpable»

Bueno… he escrito todo un libro acerca del asunto. Nos sentimos culpables, pero también nos podemos sentir sensacional. (Compra mi libro -eso fue publicidad descarada, lo sé.)

4. «Confías en tu niñera, ¿verdad?»  

No, de hecho nunca tomé en cuenta sus credenciales. Simplemente puse un anuncio de trabajo en Craiglist y contraté al primer candidato basada en el precio. ¡Pero gracias por hacerme desconfiar!

5. «¡Bien por ti por poner tu carrera primero!»  

Sí, todos los días me levanto y me digo a mí misma: La cosa más importante de mi vida es mi carrera. Al infierno con mi familia, eso no tiene nada que ver con por qué trabajo.

6. «Daría cualquier cosa por alejarme de mis niños por un día entero»

Si realmente lo dices en serio, mándame tu hoja de vida y puedo ayudarte. Pero recuerda, esta «libertad» viene con sus propios problemas. No nos estamos escapando para ir al ‘spa’. Por alguna razón se llama «trabajo».

7. «Yo extrañaría mucho a mi niño como para estar lejos de él todo el día»

Bien, no tengo idea de cómo te sientes porque soy una madre impersonal y poco maternal. No tengo sentimientos y nunca extraño a mis niños.

8. «No sé cómo lo haces. Debe de ser muy duro»

Lo es. No sé cómo lo hago. Pero no creo que el trabajo sea el problema porque ser padre es difícil tanto si te quedas en casa como si vas a la oficina. No sé cómo ninguno de nosotros lo hace. Es glorioso y gratificante y lleno de amor y es la cosa más difícil que he hecho.

9. «Debes de ser muy organizada para ser capaz de equilibrar todo»

Amo esto y lo odio al mismo tiempo. Pienso que soy organizada y sí creo que consigo hacer mucho durante la semana. Pero también sé que estoy tan sólo a una reunión de madre – maestra de una crisis completa (como todas las madres trabajadoras dentro o fuera del hogar). La semana pasada, Parker fue a la escuela y llevó su cepillo de dientes para su conferencia de «mostrar y contar». Tengo mis pantimedias corridas y nunca escribo tarjetas de agradecimiento por los regalos de cumpleaños de mis niños. No hago ejercicio tan a menudo como debería y cada día algo se desliza. En realidad, no hay «balance», tan sólo un caos organizado. No soy diferente a cualquier otro.

10. «Te ves agotada»

¡Vaya, gracias!   ¡Me siento mucho mejor ahora!   ¿Quieres cuidar a mis hijos este fin de semana mientras me voy al ‘spa’, me hacen la manicura y duermo hasta tarde?   ¿No?   Entonces no le digas esto a una mamá trabajadora.

11. «Siempre habrá tiempo para trabajar más adelante, estos primeros años son tan preciados»

¿Por qué, ay, por qué nunca le dicen esto a los padres?   De hecho tengo muchos momentos especiales con mis hijos. Cuando Parker se sube a mi cama y me dice que «yo soy la mejor mama en el mundo entero», o cuando Emily sonríe y dice «te amo» son todos momentos especiales y yo los aprecio todos.

12. «¿No te preocupa no estar ahí para tus hijos?»  

Sólo porque estoy en el trabajo no significa que no estoy «ahí» para mis hijos. Por favor, ten algo de perspectiva.

13. «Me sorprende que hayas vuelto a trabajar. Tu esposo se ve tan exitoso»

¿Por qué asumirías que sabes por qué estoy trabajando?   A algunas mujeres les gusta trabajar fuera de casa y siento mucho que no seas una de ellas.

Esto es lo que debemos decir:

Las preguntas y palabras no deberían estar llenas de prejuicios, sino de apoyo. Después de todo, todas somos madres, todas adoramos a nuestros niños y todas queremos lo mejor para ellos. Hacemos lo que debemos hacer por nuestras familias y todas somos diferentes. De modo que, démonos apoyo y comprensión sin importar si nos quedamos en casa, trabajamos desde casa, trabajamos fuera de casa, o algún punto intermedio.