5 formas de saber si eres objetivo de los ladrones de identidad

Por Blake Ellis

NUEVA YORK (CNNMoney) — Hay muchos consejos por allí sobre cómo protegerse de los ladrones de identidad. Sin embargo, no es a menudo que los "chicos malos" nos cuentan sobre los trucos de su oficio.

En la actualidad, Jumio, una empresa que permite a sus clientes realizar pagos por medio del móvil y a verificar sus identidades en línea o por teléfono, ha presentado "The Fraudsters' Playbook" (La Guía de los estafadores).

El informe describe las formas más comunes de robar la identidad de las personas. Jumio recibió la colaboración de algunos ladrones de identidad reformados, así como de criminólogos profesionales y agentes del orden.

1. Estableciendo redes Wi-Fi falsas: los estafadores roban identidades en cualquier lugar donde se ofrece acceso Wi-Fi público gratuito, como cafés, aeropuertos, bibliotecas y hoteles.

Un ladrón de identidad simplemente establece una red Wi-Fi diferente con el mismo nombre que una real, y usted puede ingresar por error. Luego, por medio del uso de malware, el malhechor accede a su ordenador y piratea su correo electrónico y cuentas bancarias. En ese momento, ya se puede despedir de su identidad.

2. Haciéndose pasar por trabajadores del censo: algunos estafadores van de puerta en puerta, fingiendo ser trabajadores del censo que recogen información. Preguntan por su nombre, dirección, fecha de nacimiento o dirección de correo electrónico. Y si usted les parece especialmente crédulo, pueden incluso ir más lejos y pedir más información.

Un estafador citado en el informe de Jumio dijo que las casas con buenos automóviles aparcados afuera eran sus objetivos. Otros llaman por teléfono o envían correos electrónicos a sus víctimas solicitándoles información personal para "verificar una compra" o para "confirmar la información de la cuenta".

3. Extrayendo perfiles en redes sociales: las personas que aún no tienen configurada la privacidad en sus redes sociales son los principales objetivos.

Los ladrones de identidad buscarán los perfiles con la mayor cantidad de información pública y les enviarán ofertas puntuales en base a ella -como un restaurante favorito o una tienda al menudeo que hayan enumerado en sus perfiles o que hayan visitado recientemente. Si tienen suerte, con esto pueden atrapar a las víctimas y convencerlos de proporcionar información financiera como su número de tarjeta de crédito.

4. Falsa publicidad de descuentos: Podría pensarse que en estos tiempos la gente ya sabría que no tiene que dar por teléfono su información financiera a nadie que no conozca. Pero la treta aún funciona.

Un ladrón de identidad finge que llama desde un negocio local y le ofrece descuentos para su próxima compra. Luego le dirá que para recibir el descuento, usted deberá hacer un pequeño pago y proporcionar su información personal. ¡Bingo! Acaba de recibir todo cuanto necesita para robar su identidad, y su dinero.

5. Comprando información de cuentas bancarias: Jumio descubrió que existe un mercado negro en el robo de identidades, llamado sitios de cardado, en donde los ladrones de identidad venden información de tarjetas de débito o crédito a otros criminales por alrededor de 100 a 200 dólares por tarjeta.

Los números de tarjetas a menudo inundan el mercado cuando ocurren violaciones al sistema de seguridad de los vendedores al menudeo y bancos en línea. Y los compradores incluso podrían utilizar tácticas para encontrar las tarjetas con los límites o saldos más altos -a menudo buscarán ciertos números de cuenta que señalan que la tarjeta se abrió hace mucho tiempo ya que los titulares de las tarjetas más antiguas son los que suelen tener mayores líneas de crédito.