(CNN Español) — El Tribunal Supremo de Honduras ratificó la victoria del oficialista Juan Orlando Hernández en las elecciones presidenciales del domingo.

Con más del 80 % de los votos escrutados, Hernández gana por una ventaja de mas de 6 puntos porcentuales frente a su contendora Xiomara Castro del Partido Libre.

Castro aseguró a Radio Globo que a partir de ahora pasará a ser oposición, pero convocó para el viernes una conferencia de prensa en la que se espera mostrará pruebas de las irregularidades del proceso electoral.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, David Matamoros, presentó el miércoles el más reciente parte oficial sobre los comicios.

El tribunal también ofreció resultados de la composición del congreso.

Allí, el partido de gobierno, el Nacional, contaría con la mayoría de las curules sin alcanzar la mayoría simple.

El Partido Nacional obtiene 47 escaños, el izquierdista Partido Libre logra 39 curules, el Partido Liberal cuenta con 26 y el Anticorrupción obtiene 13 diputados.

Los resultados no solo no dejaron contenta a Castro, quien no ha reconocido el triunfo de Hernández, sino a un grupo de estudiantes que organizaron una nueva protesta.

Los jóvenes denuncian irregularidades en el proceso e inconsistencias en un gran numero de actas .

Por su parte, el Partido Liberal también denunció más de 2.000 inconsistencias que afectan alcaldías y algunas candidaturas al congreso.

Hernández señaló en entrevista exclusiva con Fernando del Rincón en Conclusiones que en su gobierno va a trabajar con todos los sectores y hará pactos con los demás partidos, buscando consensos.

Hernández dijo que varios presidentes de la región lo llamaron para felicitarlo por su victoria, entre ellos el panameño Ricardo Martinelli, la costarricense Laura Chinchilla, el nicaragüense Daniel Ortega, el colombiano Juan Manuel Santos y el guatemalteco Otto Pérez.

"Lo más importante es que el pueblo hondureño decidió; el pueblo hondureño dijo 'este es'".

Hernández dijo que ya empezó a conformar equipos para la transición y el inicio de trabajo de su gobierno.

Ante las denuncias de fraude, Hernández, del Partido Nacional, dijo que "la institucionalidad del país tiene mecanismos para canalizar las denuncias".

"Si un partido se siente afectado por alguna acción durante el proceso perfectamente va al Tribunal Supremo Electoral y tramita su denuncia", agregó.

"En todo caso yo le digo al pueblo hondureño que no votó por mí que mi deber es estar ahí para servirles".

Hernández aseguró que va a hacer acuerdos con los demás partidos.