Por James Masters, CNN

(CNN) - Alex Caizergues hace un brindis al peligro con una copa de champaña en una mano y el puño cerrado en la otra.

El francés tiene buenas razones para celebrar después de romper el récord del mundo de velocidad de kitesurfing, por más de 500 metros, alcanzando una velocidad media de 56,62 nudos (104,8 km/h).

El récord fue confirmado oficialmente por el Consejo del Récord del Mundo de Velocidad de de Kitesurfing (WSSRC, por sus siglas en inglés) este jueves.

"Este récord fue algo grande", dijo estático Caizergues, de 34 años, a CNN a principios de noviembre. "Ha sido fantástico".

Enfrentando fuertes vientos y olas implacables, Caizergues superó el récord anteriormente establecido por el estadounidense Rob Douglas, de 0,97 nudos, un esfuerzo logrado en un deporte en donde siempre se encuentra el peligro.

"Es un deporte de acción, por lo que está claro que puede ser peligroso", dijo Caizergues, quien celebraba su logro con una copa de champán.

"Es tan peligroso como cualquier otro deporte, como el ciclismo, y uno debe de ser cuidadoso de no cometer errores porque puede terminar con graves lesiones".

"He tenido suerte y únicamente he tenido una mala lesión que sufrí en una competencia la temporada pasada".

Si se le pregunta a Caizergues  sobre su último logro, encogerá los hombros como un típico francés y se reirá un poco, sin embargo esto es un gran logro para la estrella nacida en la Provenza que ha roto récord tras récord.

En 2010 fue el primer hombre en romper la barrera de los 100 km/h, un logro que le proporcionó mucho reconocimiento.

Su último triunfo lo logró en las marismas saladas de Salin-de-Giraud en donde se dejó llevar por el viento mistral, un fiero viento helado que sopla hacia el Mar Mediterráneo desde las tierras altas del sur de Francia.

La velocidad del viento a menudo alcanza los 130 km, lo que convierte a este lugar el sitio ideal para romper récords.

"Es un viento muy fuerte y poderoso", agregó el francés.

"Sopla verdaderamente fuerte. Algunas veces teníamos velocidades de 55 nudos. El viento puede ser bastante salvaje y uno debe de ser precavido".

"Hemos tenido días con casi 60 nudos y eso puede ser demasiado".

Caizergues comenzó a practicar el deporte hace 12 años, y ha destacado ganando tres títulos mundiales y dos campeonatos nacionales; en la actualidad planea romper más récords.

Pero antes, planear realizar una celebración, o dos, con ese champán. "El equipo ha trabajado conmigo a lo largo de este récord y merecen celebrar", agregó.

"Todos han trabajado muy arduamente para conseguir esto y quiero disfrutar con ellos".