Por Greg Botelho y Per Nyberg, CNN

(CNN) Al menos 8 personas han muerto y 32 han resultado heridas al estrellarse un helicóptero de la policía contra el techo de un bar lleno de gente este viernes por la noche (local) en la ciudad escocesa de Glasgow, lo que causó una caótica escena mientras los clientes se apresuraban a salir y los servicios de primeros auxilios entraban al lugar. Tres de los fallecidos eran los tripulantes del helicóptero.

Especialistas de rescate trabajan en el lugar para que los bomberos puedan terminar de rescatar a las víctimas atrapadas, dijo el Servicio de Bomberos de Escocia.

Algunas personas permanecen atrapadas entre los escombros dentro del edificio de un piso, y los equipos se comunicaron con ellos, dijo Lewis Ramsay, del Servicio de Bomberos de Escocia.

"Esperamos que la cifra de muertos aumente en las próximos horas", dijo el jefe de policía Stephen House a los periodistas.

Aún no se sabe cuántas personas permanecían atrapados en el interior del pub sábado por la mañana, 12 horas después de que el helicóptero se estrellara contra el edificio cuando estaba lleno de clientes el viernes noche. Más de un centenar de personas asistían en ese momento a un concierto en la sala.

Al menos 32 heridos fueron trasladadas a tres hospitales locales después del incidente en Glasgow, dijo House. De ellos, 14. permanecen en estado muy grave.

El jefe del gobierno escocés, el primer ministro Alex Salmond, dijo que era un "día negro para Glasgow y Escocia".

Varios testigos relataron a CNN lo ocurrido. "Sé que habían muchas personas tumbadas en el suelo y parecía que estaban siendo atendidas”, dijo Christina O’Neill, quien vive en una calle enfrente del pub.

Las fotografías publicadas en las redes sociales mostraban a varios camiones de bomberos, patrullas y ambulancias rodeando al edificio de un solo nivel, con los restos destruidos del helicóptero visibles desde arriba.

El helicóptero, en el que viajaban dos oficiales de policía y un piloto civil se estrelló en contra del techo del Clutha Bar, en el centro de Glasgow, a las 10.25 hora local, dijo la policía escocesa.

El choque ocurrió mientras los clientes escuchaban a la banda de skaEsperanza, que subió al escenario del pub poco antes.

Grace Maclean y una amiga estaban dentro del pub cuando ocurrió el accidente.

"Estábamos viendo a la banda y se cayó un panel del techo, hubo una onda de polvo, y luego reímos por lo que dijo la banda: 'No creíamos que íbamos a tumbar el techo'", dijo. ".. El techo no se cayó... no se cayó por completo, en todo caso".

Maclean dijo que estaba en la parte de atrás del bar cerca de un hombre mayor, quien sufrió una cortada en la cabeza por los escombros.

"Todos estaban muy confundidos y asustados", dijo. "Nadie sabía nada. No hubo explosión. Todo fue silencioso. No hubo fuego", dijo.

“Básicamente escuché lo que pareció como un avión viajando muy abajo y pensé, por un par de segundos, que eso no se escuchaba bien”.

“Después solo escuché un choque masivo… Miré hacia el estacionamiento y pensé que quizá se trataba de un accidente automovilístico. Sonó bastante devastador en ese momento”.

O’Neil dijo que después del sonido del impacto, vio humo y gente corriendo.

"Todo el mundo estaba confundido y asustado", dijo Grace Maclean, que estaba en el pub escuchando a una banda cuando se produjo el accidente. "Nadie entendía qué pasaba. No hubo explosión. No hubo ¡Bang! Todo parecía muy tranquilo".

El helicóptero impactó como el público escuchaba a la banda de ska Esperanza, que había subido al escenario poco antes.

"La mayor parte del helicóptero parecía estar dentro del pub," dijo Jim Murphy, miembro del parlamento del Reino Unido, que llegó en los momentos sitio después y vio a la gente intentado salir.

Horas después del choque, el helicóptero, que llevaba la inscripciónPolicía en la cola continuaba en llamas.

“Puedo confirmar que se trata de un helicóptero de la policía el que estuvo involucrado en el trágico accidente de Glasgow”, escribió en su cuenta de Twitter oficial, Alex Salmond, titular del gobierno escocés.

En otra publicación escribió: "Los esfuerzos de rescate están de lleno. Dado el incidente a esta escala, debemos prepararnos para las probables fatalidades”.

La página de Facebook del local se llenó de mensajes preguntando por la suerte de distintos clientes.

Un vocero del Servicio de Ambulancias Escocés dijo a CNN que había “múltiples ambulancias  y equipos de operaciones especiales en el lugar”.

David Cameron, primer ministro británico, también tuiteó sobre la situación: “Mis pensamientos están con todos los afectados por el choque del helicóptero en Glasgow y con los servicios de emergencia que trabajan esta noche”