Por Kim Segal. Chelsea J. Carter y Tom Watkins, CNN

(CNN) - El panorama para decenas de ballenas piloto de aleta corta atrapadas en las aguas poco profundas en el Parque Nacional de Everglades en Florida “no se ve bien”, dijeron las autoridades ambientales el miércoles.

“Queremos mantener bajas las expectativas” de la posibilidad de que las 41 ballenas que quedan sean salvadas, dijo Blair Mase, científica marina de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

La evaluación de la situación se produce en tanto el número de ballenas muertas ascendió a 10, incluyendo a cuatro sometidas a eutanasia realizada por autoridades ambientales después de encontrarlas en “malas condiciones”, dijo Mase.

Las autoridades no saben cuánto llevan las ballenas atrapadas. Pescadores vieron a los animales en la noche del martes en un área remota accesible sólo en bote frente a la costa oeste de los Everglades, dijo la portavoz del parque Linda Friar.

Las ballenas fueron descubiertas en aguas poco profundas. Se cree que entraron a ese lugar durante la marea alta, pero les fue imposible salir cuando bajó.

Un intento de arrear las ballenas por fuera de la playa Highland fue infructuoso.

Funcionarios de vida silvestre están realizado necropsias a las 10 ballenas que murieron, en busca de pistas sobre por qué las ballenas quedaron varadas.

Unas 25 personas de la NOAA, el Conservatorio Mamíferos Marinos y la Sociedad de Rescate de Mamíferos Marinos participan en los esfuerzos de rescate, según Blair Mase, científico de la NOAA.

Los varamientos de ballenas son comunes y ocurren en muchos lugares, de acuerdo con Phillip Clapham, director del programa de investigación del Laboratorio Nacional Marino en Seattle, Washington.

Lo raro en este caso es que los varamientos ocurren en sitios y condiciones en las que ya han ocurrido situaciones similares antes, es decir, en bancos de arena durante las lunas nuevas y llenas.

La cohesión del grupo puede condenar a todos los que lo componen. “Son animales muy, muy sociales”, de acuerdo con Clapham. “Permanecen juntos como una familia. Si el líder se mete en problemas, probablemente el resto lo seguirá y se meterá en problemas”.

En cabo Cod, en Massachusetts, donde los varamientos son comunes, los rescatistas han usado grúas y camiones para ayudar a las ballenas, pero en la zona donde está el grupo de mamíferos en Florida no hay este tipo de equipo.

No hay cifras sobre el número de ballenas piloto que hay en el planeta pero, a diferencia de otras especies, no están en peligro de extinción, aclaró.

“Este evento, aunque es trágico, no tiene ninguna implicación en la sobrevivencia de la especie”, añadió.