Por Ryan Calo

Nota del editor: Ryan Calo es un profesor auxiliar de leyes en la Universidad de Washington, quien se especializa en los aspectos legales y de políticas del campo de la robótica. Es el autor del artículo "Open Robotics". 

(CNN) - Amazon, Apple y Google: en los últimos meses, todas estas grandes compañías de tecnología han dado a conocer importantes iniciativas o inversiones que han hecho en el campo de la robótica. Amazon, en particular, logró captar la atención pública cuando su fundador, Jeff Bezos, describió un plan para entregar paquetes con drones.

A medida que los drones se vuelven más dominantes, la posibilidad de que haya vigilancia excesiva y otros peligros está saliendo a la luz. Los drones llevan los costos de vigilancia a un nivel preocupantemente bajo.

Por ejemplo, no sería de sorprenderse que los drones que hicieran entregas de Amazon contaran con cámaras para la prevención de pérdidas.

Entonces, ¿qué impediría que las fuerzas de la ley le pidieran a Amazon todo el contenido grabado por sus drones en un determinado sector donde se haya cometido un crimen?

A la vez, la tecnología de los drones tiene el potencial de revolucionar las entregas, la agricultura, la fotografía y posiblemente, de perturbar grandes industrias.

Imagina que estás de compras en Barnes & Noble. Preguntas por un libro que la tienda no tiene. En lugar de buscarlo en línea, Barnes & Noble envía el libro desde otra tienda mientras tú compras o te tomas un café.

O imagina que eres un agricultor cuya subsistencia depende de la detección oportuna de problemas en la cosecha. Podrías usar drones para volar sobre miles de acres en una tarde, a fin de encontrar áreas problemáticas.

Estos son usos emocionantes para los drones. Pero la innovación real vendrá cuando compañías como Amazon mezclen sus estrategias en la robótica con su amor por las plataformas abiertas.

¿Qué significa eso?

Recordemos que las primeras computadoras personales no vinieron al mercado sino hasta mediados de la década de 1970. Antes de eso, el gobierno y la industria compraron o alquilaron equipos de cómputo dedicados a un propósito particular, como la gestión de bases de datos. Eso es similar a lo que Amazon y otras compañías están haciendo hoy en día.

Amazon pagó casi 800 millones de dólares a la compañía de robótica Kiva Systems específicamente para que los ayudaran a organizar sus bodegas. Ahora, la compañía está experimentando con drones para una segunda tarea: la entrega.

La verdadera explosión de la innovación en el área de la computación ocurrió cuando los dispositivos estuvieron en manos de la gente común. De repente, los consumidores no tenían que esperar a que IBM o Apple crearan cada software que ellos podrían querer usar. Otras compañías e individuos también podían crear una "aplicación increíble" Gran parte del software que hace que las computadoras personales, tabletas y teléfonos inteligentes sean una parte esencial de la vida en la actualidad, han sido creados por desarrolladores independientes.

Como señala el autor Jonathan Zittrain, sería dificil nombrar una categoría de software importante, desde procesadores de texto hasta el correo electrónico, que no haya sido creada inicialmente en casa por algún aficionado a la computación. Hoy en día, las aplicaciones populares como Snapchat o Instagram son utilizadas por millones de personas. Sin embargo, ambas fueron creados por sólo dos o tres personas de veintitantos años.

Existen, por supuesto, problemas con las aplicaciones para robots.

No necesariamente quieres tener una versión en vivo de Angry Birds usando drones. Y, ¿quién es responsable si alguien se hace daño al interactuar con robots?

Una vez que las compañías como Google, Amazon o Apple creen un drone personal que pueda funcionar con aplicaciones, empezaremos a ver la verdadera promesa de esta tecnología. Aún hay un camino por recorrer. Ciertamente hay muchos inconvenientes técnicos, regulatorios y sociales que deben ser superados. Pero yo pensaría que dentro de 10 a 15 años, veremos fuertes robots multipropósito en las manos de los consumidores.

¿Te preocupa que tu hijo llegue y regrese bien del autobús? Una aplicación para drones permite que lo sigas, ya que rastrea su teléfono y regresa cuando se despide. ¿Vas a vender tu casa? Una aplicación para drones le ordenará que vuele alrededor de tu propiedad y produzca un panorama de fotografías para un tour virtual. El mismo drone, miles de posibilidades.

Dicho de otra manera, el día en que Amazon o Apple abra una tienda de aplicaciones para drones es el día en que la innovación de los drones arrancará. En un modelo abierto, el cielo literalmente es el límite.

Las opiniones expresadas en este comentario le pertenecen exclusivamente a Ryan Calo.