(CNN Español) - En Cuba ya no se necesita permiso del gobierno para comprar vehículos nuevos o usados: el régimen anunció la liberalización de las ventas de vehículos.

Hasta ahora los cubanos solo podían comprar y vender vehículos usados y nuevos pero con un permiso del gobierno.

La medida es parte de centenares de reformas promovidas por el presidente Raúl Castro y aprobadas en el Congreso del Partido Comunista en 2011.

Los cambios tienen un mayor énfasis en la iniciativa privada y un menor control gubernamental en la venta y compra de propiedades como casas y automóviles.

No obstante, aún los locales y extranjeros necesitarán un permiso gubernamental para importar al país vehículos nuevos o usados.

Los coches más modernos generalmente son propiedad de funcionarios del gobierno y diplomáticos.

Lee: Adiós "a la cubana"