(CNN Español) - Tras los cortes de luz que han vivido los argentinos en los últimos días, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández responsabilizó a las empresas de energía de la interrupción del servicio debido a las altas temperaturas que han desatado las quejas especialmente de los residentes de Buenos Aires.

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, aclaró que la prestación del servicio es responsabilidad de las empresas a las que se les adjudicó la concesión y que el papel del estado es controlar y aplicar sanciones.

El fuerte verano hace que la población rebase la capacidad del suministro de energía con el uso del aire acondicionado.

Los cortes de luz enfurecen a algunos, que han protestado e incluso cerrado calles en varios puntos de la capital y sus alrededores.