CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

¿Cómo diseñas un edificio cuando tu cliente es Dios?

Por CNNEspañol sjv

Por Sheena McKenzie, para CNN 

(CNN) — Se trata de una pregunta que la humanidad se ha hecho durante siglos: ¿cómo crear una estructura terrenal digna de lo divino?

¿Debería ser un edificio lujoso de ricos materiales y altura sobrecogedora, un gran gesto a la más grandiosa de las creencias?

¿O quizá un humilde lugar de reflexión, un simple santuario que se incline ante un poder mucho mayor?

Para las autoridades en India, parece que el pensamiento es que mientras más grande sea es mejor, ya que recientemente han desvelado los planes para construir el templo hindú más grande del mundo: un enorme complejo semejante a un laberinto que se extiende sobre 190 acres.

Con 123 metros de altura , Viraat Ramayan Mandir, en el distrito de Motihari será casi tres veces más alto que BAPS Swaminarayan Akshardham en Nueva Delhi , actualmente el templo hindú más grande del mundo.

publicidad

Junto a 18 templos rosados con agujas de oro que se extienden hasta las nubes, el colosal edificio en la parte noroeste del país tendrá una capacidad para 20.000 personas.

Maravillas modernas

Si el sueño se hace realidad, sería una sorprendente proeza de la ingeniería. Y a medida que la arquitectura continúa desarrollándose, tanto tecnológica como estilísticamente hablando, también lo hacen las formas en las que imaginamos nuestras estructuras sagradas.

Un templo hindú ahora puede tener el tamaño de siete campos de fútbol americano, si nos basamos en los planes para construir el Viraat Ramayan Mandir.

Al mismo tiempo, una iglesia ya no requiere un techo puntiaguado con un campanario. Puede ser un cubo de acero negro, tan ingenioso como los rascacielos que lo rodean. O puede incluso ser transformado en un búnker de concreto, parcialmente oculto del caluroso sol del desierto.

¿Cómo está cambiando la arquitectura religiosa en una edad moderna? Ésta fue la pregunta que llevó a los editores Lukas Feireiss y Robert Klanten a compilar su «Closer to God: Religious Architecture and Sacred Spaces» (Más cerca de Dios: arquitectura religiosa y espacios sagrados), el cual examina edificios contemporáneos impresionantes de alrededor del mundo.

«La arquitectura cubre un amplio espacio en la historia de la humanidad, desde el alojamiento básico de la cabaña de barro al complejo sistema de una catedral medieval, hasta llegar un rascacielos de la época moderna», dijo Freireiss, de 36 años, quien enseña sobre arquitectura y cultura en escuelas de diseño en toda Europa.

«Sin embargo, incluso ahora, muchos arquitectos ven los edificios religiosos o sagrados como la competencia arquitectónica por excelencia, porque más que cualquier otro tipo de edificio, exigen coherencia espacial y artística».

Mundo de maravilla

Desde los santuarios budistas minimalistas que imitan el vientre, hasta las capillas de bodas de ciencia ficción que se asemejan a objetos que brillan, las suntuosas imágenes del libro revelan un sorprendente conjunto de estructuras sagradas construidas en los últimos años.

En el pequeño pueblo de Plasencia, al centro de España, un seminario abandonado del siglo XV se ha convertido en un hogar para sacerdotes retirados, con un toque relajado.

Dentro de la Casa Sacerdotal Diocesana de Plasencia, encontrarás paredes de color verde, cruces en tonos neón, extrañas bancas y una colección de lámparas antiguas.

«El edificio completo fue diseñado para cuidar de los jóvenes que recibían su educación ahí», explicó el arquitecto Andres Jaque. «Se trataba de sacrificio, control y austeridad».

«Lo transformamos por completo en un edificio donde la vida se consideraba una celebración, desde el desayuno, hasta la lavandería y la jardinería. Y lo hicimos al utilizar colores que se relacionaban a la felicidad social».

Mientras el atrevido diseño al inicio se encontró con algo de escepticismo, parece que ha abierto a la comunidad las instalaciones que alguna vez fueron reservadas.

«El reto que enfrentamos como diseñadores no sólo giraba en torno a la arquitectura, sino a la religión como un todo; ¿qué papel juega en la sociedad?», dijo Jaque.

Función y sentimiento

De hecho, no sólo debe la arquitectura religiosa evocar un sentimiento de otro mundo, también debe funcionar como un centro comunitario, un área de estudios e incluso un espacio de negocios.

Entonces, ¿cómo es que los arquitectos marcan todos los requisitos?

«Es un reto», dice Feireiss. «Los criterios normales de la arquitectura en cuanto a propósito, acceso, capacidad, construcción y viabilidad financiera simplemente no son suficientes; en los edificios religiosos la cuestión del significado, imagen y símbolo también son esenciales para la tarea».

«Lo que encuentro particularmente curioso e inspirador acerca de este tema son las contradicciones inherentes», añadió. «Los edificios religiosos siempre tienen que reducir la brecha entre ser literalmente una implementación ‘concreta’ de una idea altamente abstracta».

El sonido del silencio

Observa estas impresionantes fotografías, y los edificios más evocadores a menudo son los más sencillos.

Como la sencilla capilla de aluminio en Chile, un cálido brillo que emana de su interior de madera. O la sala blanca de meditación en forma de cubo en Sudán, vacía a excepción de dos árboles pequeños que se encontraban dentro.

Es parte de una creciente tendencia en la arquitectura religiosa para apartarse de la ostentosa iconografía, y en su lugar permitirle al visitante sumergirse en una serenidad llena de luz.

«Este estilo conciso deja a los visitantes libres de llenarlo con sus propios pensamientos, deseos y oraciones», dijo Feireiss.

«La interacción de luz, vacío y quietud parece expresar una calidad sagrada en estos espacios».