(CNN) — Más de 500 legisladores chinos acusados de fraude electoral dejaron sus cargos este sábado, reportó la agencia de noticias estatal, Xinhua.

Los oficiales fueron inhabilitados, despedidos o renunciaron a sus cargos después de las elecciones en Hunan en el Congreso Municipal de la Gente de Hengyang, el órgano legislativo local.

Unos 56 legisladores de las provincias ofrecieron sobornos a 518 legisladores municipales y a 68 miembros de sus equipos, según un comunicado del congreso Municipal de la Gente citado por Xinhua. El monto total del dinero involucrado excede los 110 millones de yuans o 18.14 millones de dólares (más de 235 millones de pesos), según el comunicado.

Los 56 legisladores de las provincias fueron inhabilitados este sábado y los 512 legisladores municipales renunciaron, según Xinhua.

Otros cinco legisladores de las provincias, quienes no ofrecieron sobornos, fueron despedidos y tres legisladores municipales que no aceptaron los sobornos renunciaron citando un “serio incumplimiento de las obligaciones”, según el comunicado.

Otros seis legisladores municipales que aceptaron los sobornos ya fueron transferidos.

Tong Mingqian, entonces jefe de partido de Hengyang, estuvo a cargo de las elecciones.

“Tong incumplió su labor como oficial a cargo y es directamente responsable por este caso”, según el comunicado.

Fue despedido el 21 de diciembre como vice director del Comité de la Provincia de Hunan de la Conferencia Politíca del Pueblo Chino, según Xinhua.

Los casos de los sospechosos de desacatar las leyes serán procesados, según el comunicado.