CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

«Me despidieron por rechazar la vacuna contra la gripe», dice enfermera embarazada

Por CNN en Español

Por Allie Malloy

(CNN) — Una enfermera embarazada contó a CNN que fue despedida de su trabajo después de haberse negado a recibir una vacuna contra la gripe por temor a sufrir un aborto espontáneo.

«Soy una persona saludable. Cuido mi cuerpo. Para mí, el riesgo potencial no valía la pena», dijo Dreonna Breton a CNN el domingo. » No seré el uno por ciento de las personas que tiene problemas».

Breton, de 29 años, trabajaba como enfermera en Horizon Healthcare Services en Lancaster, Pensilvania, cuando le dijeron que a todos los empleados se les exigía vacunarse contra la gripe. os Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todos los profesionales sanitarios se vacunen anualmente.

Ella dijo a sus empleadores que no se vacunaría después de explicar que existen estudios muy limitados sobre los efectos en las mujeres embarazadas.

Breton tomó la decisión con su familia después de haber sufrido tres abortos espontáneos.

publicidad

Esta madre de un niño presentó cartas de su obstetra y de su médico de cabecera apoyando su decisión, pero se le dijo que quedaría despedida el 17 de diciembre si no recibía la vacuna antes de esa fecha.

El portavoz de Horizons Healthcare Services, Alan Peterson, dijo a WPVI, afiliada de CNN, que es inconcebible que un trabajador sanitario no esté inmunizado y que las mujeres embarazadas son más susceptibles a la gripe.

El sitio web del CDC declara que recibir una vacuna contra la gripe durante el embarazo es la mejor protección que pueden recibir las mujeres embarazadas y sus bebés.

«Yo sé lo que dice el CDC para obtenerlo, y está bien, pero fue nuestra decisión evitar la vacuna contra la gripe y todo lo desconocido que eso conlleva», dijo Breton.

Breton ofreció usar una mascarilla en el trabajo, una práctica que se lleva a cabo si los empleados están exentos por motivos religiosos. El hospital no lo aprobó, de acuerdo a Breton.

A Breton no le interesa tomar acciones legales, dijo. Afirmó que lo único que desea es que la empresa reevalúe su política de vacunación en las empleadas embarazadas y poder continuar trabajando como enfermera.