Por Phil Gast y Ben Brumfield

(CNN) — A partir de este miércoles, los jóvenes homosexuales declarados serán bienvenidos para unirse a los Boy Scouts de Estados Unidos (BSA por sus siglas en inglés).

Este grupo tomó la decisión de aceptarlos en sus filas en mayo de 2013; la resolución tomará efecto a partir del primer minuto del 2014.

Más del 60% del total del consejo nacional del grupo, que tiene 1.400 miembros, votó a favor de los cambios en el encuentro anual en Grapevine, Texas.

“A ningún joven se le negará la membresía en Boy Scouts de Estados Unidos bajo la base de su orientación sexual o preferencia”, menciona la resolución.

Sin embargo, BSA mantendrá su prohibición de que los adultos homosexuales puedan ser líderes de la organización.

La cifra de integrantes de los Boy Scouts ha disminuido un tercio desde 1999, actualmente unos 2.7 millones de personas participan en todo Estados Unidos.

Greg Botelho contribuyó a esta historia.