Caos en puente de Nueva Jersey pudo haber sido mortal, según jefe de emergencias
El puente George Washington, el más transitado de EE.UU., vivió momentos de caos durante septiembre por un cambio en el "patrón de tráfico".

Por Stephanie Kotuby and Catherine E. Shoichet, CNN

(CNN) - Ambulancias y paramédicos en Fort Lee, Nueva Jersey, se quedaron atascados y sufrieron retrasos por un caos vehicular ocurrido en septiembre en el puente George Washington y que al parecer está relacionado con un escándalo político que involucra a estrechos colaboradores del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, según una carta obtenida el miércoles por CNN.

Se trata del más reciente giro en un escándalo que surgió el miércoles, cuando una serie de correos electrónicos salieron a luz insinuando que miembros del equipo de trabajo de Christie  crearon deliberadamente embotellamientos en el puente más transitado del país como castigo político al alcalde de Fort Lee, Mark Sokolich, quien no apoyó la reelección del gobernador de Nueva Jersey.

La carta de coordinador de los servicios médicos de emergencia, Paul E. Favia, al alcalde de la ciudad, con fecha de 10 de septiembre de 2013, indica que lo que comenzó como un enfrentamiento político local, pudo haber tenido consecuencias de vida o muerte.

En la carta, que no menciona a Christie, Favia dice que un agente de la policía le explicó que el caos vehicular en Fort Lee fue causado por "un nuevo patrón de tráfico en las cabinas de peaje (del puente)".

"Me gustaría llamar su atención al respecto, ya que este nuevo patrón de tráfico está generando retrasos innecesarios que impiden que los servicios de emergencia puedan atender las emergencias dentro del municipio", escribió.

Favia  solicitó ayuda al alcalde para cambiar el patrón de tráfico a fin de evitar retrasos en la respuesta a emergencias. Y citó varios ejemplos de los retrasos, entre ellos accidentes de tránsito, dolores de pecho y una persona de 91 años que sufrió un ataque cardíaco.

En una ocasión, el director del Servicio de Emergencias Médicas declaró que se vio obligado a saltarse un bordillo para escapar del tráfico, totalmente paralizado, para poder atender así un accidente de tránsito en el que había varios heridos.

Viajes que en condiciones normales solo demoraban unos pocos minutos tardaron hasta tres veces más, escribió.

Christie dijo en una declaración el miércoles que "lo que he visto hoy es inaceptable", y agregó que fue "engañado por un miembro de su equipo" y que no sabía de lo ocurrido. Previamente, había atribuido los cierres de los carriles y el caos vehicular a un ineficiente estudio del tráfico.