Por Andrés López, CNN en Español

(CNN Español) - La caricatura de un periódico ha incomodado al presidente Rafael Correa. El mandatario conminó al autor del dibujo  a demostrar si es verdad lo que aparece en la viñeta.

Era la noche del 26 de diciembre de 2013 cuando 12 policías del grupo de intervención y rescate ingresaron por orden de la fiscalía,  al domicilio de Fernando Villavicencio, asesor parlamentario de oposición al régimen. Dijeron que buscaban pruebas de un supuesto espionaje al presidente Correa y otros funcionarios de Estado.

Este episodio fue recogido por Xavier Bonilla, un caricaturista de varios medios de comunicación que firma con el seudónimo de 'Bonil'. En la viñeta de la polémica se lee: “regale Navidad” mientras una mano toca la puerta de un domicilio. Cuando la portón se abre, las botas policiales aplastan al personaje y al final se observa a los policías llevándose computadoras y enseres de casa.

El texto dice: “Policía y fiscalía allanan domicilio de Fernando Villavicencio  y se llevan documentación de denuncias de corrupción.”

El gobierno presume que las computadoras podrían contener correos y documentos personales del presidente Correa y otros funcionarios de Estado, lo cual dicen, constituiría un delito. Después de 19 días del allanamiento no se ha divulgado el contenido de esas computadoras. Correa ha dicho que si Villavicencio tiene denuncias de corrupción debe presentarlas, de lo contrario él sería cómplice de esos actos irregulares.

La caricatura indignó al presidente Rafael Correa quien dijo que 'Bonil' deberá demostrar sus afirmaciones sobre las supuestas “denuncias de corrupción”.

"El problema no es que sea caricatura o no, es que se está mintiendo y eso es gravísimo", dijo Correa.

'Bonil' menciona que no inventó nada; que la caricatura, por su propia característica, exagera rasgos y detalles del episodio, pero en el fondo dijo, se trata de un hecho real.

"Es una información objetiva, extraída de las declaraciones del mismo allanado Fernando Villavicencio, que semanas atrás hablaba que tenían denuncias e información de corrupción", dijo Bonilla, el caricaturista.

Pero el presidente Correa asegura que la caricatura es una calumnia y que 'Bonil' debe probar que los policías se llevaron “documentación de denuncias de corrupción”. Aseguró que la viñeta es una gran mentira

"Los ecuatorianos debemos rechazar las mentiras y a los mentirosos, sobre todo si esos mentirosos son cobardes disfrazados de jocosos caricaturistas. Odiadores del gobierno disfrazados de jocosos caricaturistas", señaló el mandatario ecuatoriano.

Pero 'Bonil' aclara: "Yo no odio. La caricatura, el humor es precisamente para evitar el odio, para evitar la agresión".

El caricaturista agrega que si le pidieran que demuestre lo que dice la caricatura lo haría sin inconveniente pero que la explicación podría ser un poco ridícula."Podrían decirme: a ver, usted me ha dibujado con 10 pelitos en la calva. Demuestre que tengo 10, ¡yo tengo 15!".

La Superintendencia de Información y Comunicación es la entidad encargada de dirimir este impasse. De momento solicitó al diario El Universo, el medio que publicó la caricatura,  que confirme la autoría de la viñeta.