CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Perdido en la traducción: El Obamacare en español

Por CNN en Español

Por Halimah Abdullah

Washington (CNN) — Dentro de los límites color adobe de La Clínica del Pueblo, William Joachin trabaja arduamente para ayudar a docenas de pacientes hispanohablantes que hacen cola de manera semanal buscando ayuda para inscribirse en el programa Obamacare.

Se conecta al enlace de DC Health Link, el enlace a la Bolsa del Seguro local, y sus dedos teclean velozmente sobre el ordenador conforme ingresa información en pagina tras pagina mientras traduce las preguntas y las respuestas al español para las familias cuyos miembros a menudo tienen un diferente estatus de inmigración cada uno.

“Si”, el les dice, el hijo que nació aquí tiene derecho a la cobertura de Obamacare. No, la mama nacida en El Salvador, quien tiene una “green card” y ha estado aquí solo dos años, no calificará para el Medicaid hasta que ella haya residido en los EE. UU. por cinco años.

Por horas ordena y traduce las preguntas complicadas y sus respuestas.

El presiona la tecla de introducir. Toda la información desaparece. Su corazón se desploma.

Luego, él invoca paciencia y comienza de nuevo el proceso.

Bienvenido a Obamacare en español.

La administración Obama esta contando con el apoyo de la comunidad hispana, su amplio número de jóvenes y no asegurados, para así ayudar a que la reforma de la ley de cuidados de la salud del presidente sea todo un éxito.

“La población que servimos es la más difícil”, dice Joachim, agregando que toma varias horas y un par de visitas para que una familia completa se registre por las dificultades técnicas y las complejidades de inscribir a las familias con miembros con estado de inmigración variado.

Los retos de Joachim son un echo de los problemas que afrontan los hispanohablantes cuando tratan de inscribirse en el programa de la administración Obama, diseñado para rescatar a millones de americanos sin cobertura de seguro.

Los esfuerzos para registrar a los hispanohablantes se complican aún más por los problemas técnicos en los sitios relacionados a Obamacare, preocupando que la información puede ser usada para propósitos de deportación, problemas verificando ingresos y una división digital entre aquellos que no tienen acceso fácil a un ordenador, dice Alejandra Gepp, directora asociada del Instituto La Raza para la salud hispana.

“El registro está ocurriendo, pero ha sido un proceso muy lento, por muchas razones”, dijo Gepp. “Los latinos no estaban informados y hay un problema de falta de confianza porque no confían en el gobierno y hubo tanta información en los medios de comunicación que ellos no sabían que podían creer”.

El apoyo entre la comunidad de hispanos es crítica para los esfuerzos de la administración de Obama.

Aproximadamente la mitad de los hispanos de la nación tienen menos de 26 años y ellos están en una buena posición para pagar estos pozos de seguros, donde por su relativa juventud es menos probable que los utilicen, dejando una cantidad de fondos de primas disponibles para ayudar a cuidar a los participantes mayores y más enfermos. Los hispanos son aproximadamente 17% de la población, pero son el 32% de los no asegurados, quienes no son ancianos, de acuerdo a un informe de la Fundación Kaiser Family, una organización que realiza investigación sobre las políticas de la salud.

“Están contando con nosotros para sostener este programa de una manera desproporcionada”, dice Daniel Garza, director ejecutivo de la Iniciativa Libre, una organización de apoyo, hispana, local, no partidaria, no lucrativa. “Somos un gran número de las personas que se espera se registren”.

Pero cuando lo hispanohablantes quieren inscribirse en Obamacare, en su propio idioma, ellos se enfrentan a problemas.

En http://www.cuidadodesalud.gov, la versión en español de HealthCare.gov, algunos enlaces llevaban a un callejón sin salida o a páginas en inglés. En otros casos, algunas palabras o frases eran traducciones literales de inglés al español, que los defensores de salud en la comunidad hispana dijeron eran difíciles de entender.

“Establecer un sitio que es solo cosmético es una falta de respeto por parte de esta administración”, dijo Garza. “Si vas a tener un sitio, que funcione, por amor de Dios”.

Después de informes presentados por parte de los medios de comunicación y preguntas de CNN, el Departamento de Salud y Servicios Sociales, que supervisa ambos sitios, ha abordado un número de problemas relacionados al hipervínculo en el sitio.

El sitio en español no se lanzó hasta el 6 de diciembre: dos meses tarde, y después que su contraparte en inglés hiciera su debut. Esto significa que los hispanohablantes tienen una ventana más corta para navegar en línea para seleccionar opciones de cuidados de la salud antes de la fecha límite para inscripción establecida para el 31 de marzo.

Los hispanohablantes, distinto a los anglohablantes, aún no pueden comprar un plan de seguro en un sitio web.

“Es muy decepcionante que se esté tardando tanto lograr este elemento clave en el sitio web en español”, dice Gepp.

EE. UU. corta a contratista que trabajaba en el sitio de Obamacare

A pesar de los llamados de los grupos de apoyo a hispanos para extender la fecha límite, dado el retraso del lanzamiento del sitio web en español y la falta de disponibilidad de comprar planes en línea, los oficiales de los Servicios de Salud y Sociales dijeron que no estaban conscientes de que hubieran planes para hacerlo.

Algunos grupos hispanos de apoyo dijeron que la administración Obama le han dado a su comunidad una atención superficial en el lanzamiento de los cuidados de la salud.

La HHS ha decidido retrasar la inscripción en CuidadoDeSalud.gov hasta que ellos arreglaran los errores técnicos masivos en la versión de inglés, igualmente plagada de problemas, dijeron los oficiales de la agencia.

“Para asegurarse que los consumidores hispanohablantes tengan la mejor experiencia posible, hemos lanzado las herramientas del consumidor en CuidadoDeSalud.gov ya que mejoramos el sitio”, dijo el vocero de HHS, Aaron Albright en una declaración. “Los componentes técnicos de ambos sitios van de la mano y estábamos conscientes que lanzar ambos sitios de manera simultanea pudieran haber exacerbado los problemas. El lanzamiento suave nos permitió identificar las áreas de preocupación temprana y asegurar el mejor producto posible”.

HHS también resalta que los hispanohablantes pueden inscribirse por teléfono con personal bilingüe. A partir del 1 de octubre han habido más de 330,000 llamadas en español, que representan un 4% del total del volumen de llamadas, según la agencia.

Los hispanohablantes también pueden completar una solicitud en papel en este idioma. La administración también está dependiendo mucho de especialistas bilingües en organizaciones comunitarias, bibliotecas y centros de salud locales para ayudar a inscribir a las personas.

La administración dice que aún no tiene números sobre la cantidad de hispanohablantes que se han inscrito en Obamacare hasta ahora ni un desglose de aquellos inscritos por estado.

Sin embargo, los números de inscripción reciente de la población en general muestran que solo uno de cuatro adultos entre las edades de 18 y 34 años se han inscrito en algún plan de seguros bajo Obamacare. California, Florida y Tejas: estados con algunas de las poblaciones hispanohablantes más grandes de la nación, muestran números similares.

La administración reiteró en el sitio web y a los miembros de la comunidad que ayudan a los hispanohablantes a inscribirse, que “la información proporcionada por los solicitantes o beneficiarios no será usada para propósitos de aplicación de las leyes de inmigración”.

Y la administración Obama está duplicando sus esfuerzos de mejorar la inscripción de hispanos.

“En mi opinión, la Ley de Cuidados de la salud asequible, es la ley que más vidas ha salvado en este país”, resaltó José Luna, un médico de El Paso, Tejas, en una reciente entrevista telefónica organizada por la Casa Blanca.

Otros están esperando a ver que pasa.

“La buena noticia es que los latinos están siendo inscritos”, dijo Gepp. “No al ritmo que nos gustaría. Vamos a ver que sucede de aquí hasta el 31 de marzo”.