CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Hiroo Onoda, el soldado japonés que se negó a rendirse, muere a los 91 años

Por CNN en Español

Tokyo (CNN) — Hiroo Onoda, un soldado japonés que luchó en la Segunda Guerra Mundial y no se rindió sino hasta mediados de la década de 1970, murió en Tokio a la edad de 91 años.

Durante la guerra, Onoda fue enviado a la pequeña isla de Lubang, al oeste de las Filipinas, para espiar a las fuerzas de EE.UU. en el área.

Él terminó quedándose ahí, e hizo su vida en la jungla hasta 1974, casi tres décadas después de que Japón se rindiera.

Las fuerzas aliadas derrotaron al ejército imperial japonés en las Filipinas en 1944, pero Onoda evadió la captura y permaneció ahí.

Durante más o menos 30 años, sobrevivió gracias a comida que encontraba en la jungla o robaba de granjeros en el área.

publicidad

Al ser un devoto soldado imperial, no quiso aceptar que Japón había perdido la guerra . Con el tiempo, en 1974, lo convencieron de que saliera de su escondite en la jungla, después de que su ex oficial comandante viajara a Lubang para verlo y le dijera que lo liberaba de sus obligaciones militares.

En su maltrecho viejo uniforme del ejército, Onoda entregó su espada.

Volvió a Japón, donde le dieron una bienvenida de héroe; se trataba de un ícono de una era distinta que entraba a la modernidad de la posguerra.

Sin embargo, un sentimiento de enojo permaneció en las Filipinas, donde fue acusado de múltiples asesinatos.

El gobierno de las Filipinas lo perdonó. Pero cuando volvió a Lubang en 1996, los familiares de las personas por las que había sido acusado de asesinato se congregaron para solicitar una compensación.

Después de su regreso a Japón, se trasladó a Brasil en 1975 y se estableció en un rancho de ganado.

En 1984, creó una organización, Onoda Shizenjyuku, para entrenar a jóvenes japoneses en habilidades de supervivencia y habilidades para acampar que había adquirido durante las décadas que pasó en las junglas de Lubang.

Hiroyasu Miwa, un miembro del personal de la organización, dijo que murió de neumonía el jueves por la tarde en el hospital de St. Luke, en Tokio. Había estado enfermo desde diciembre.

Onoda nació en marzo de 1922 en Wakayama, al oeste de Japón, según su organización. Se crió en una familia con seis hermanos en una aldea cerca del océano.