CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

«Me gusta la hierba, y soy una buena persona»

Por CNN en Español

(CNN)– Encender una pipa recién preparada es el tipo de deleite vespertino que le gusta a robcat20, quien escribió al espacio iReport, tras un día estresante en su trabajo como agente de seguros. Por lo general, elige una película en Netflix mientras disfruta fumando con Stella, su pipa.
El único problema es éste: Fumar marihuana es ilegal en su estado de Ohio.

Robcat20, quien pidió no ser identificado con su nombre por temor a ser etiquetado como una «mala persona» en su pequeño pueblo, afirma que llegó el momento de un cambio.

«Me gusta la hierba, y soy una buena persona», escribió en el espacio iReport, de CNN.»Soy un exitoso hombre de negocios, un padre amoroso, esposo devoto, un republicano afiliado, participo en mi comunidad realizando obras benéficas, asisto a la iglesia y doy clases de piano en las tardes a niños con discapacidades».

Este hombre de 33 años no es el único que quiere que las leyes que prohíben la hierba se modifiquen.

Una encuesta reciente de CNN/ORC International encontró que existe un apetito creciente por el cannabis; más del 55% de la población de Estados Unidos afirma que la marihuana debería ser legalizada. Más de la mitad de los encuestados dijeron que ellos mismos la habían probado.

Desde que Colorado inició la venta legal de marihuana a principios de este año, las filas en los dispensarios de marihuana no han disminuido. Actualmente, las ventas de marihuana están floreciendo en Colorado.

Pronto, el estado de Washington estará siguiendo este modelo, al vender marihuana al por menor para uso recreativo. Y el miércoles, la Cámara de Representantes de New Hampshire aprobó una votación preliminar para legalizar hasta una onza de marihuana para uso recreativo para cualquier persona mayor de 21 años.

iReport, de CNN, le preguntó a los lectores si considerarían comprar marihuana al por menor si estuviera disponible en su zona. Dejando de lado los argumentos sobre la eficacia médica de la marihuana, estos lectores compartieron sus opiniones en iReport acerca de los beneficios recreativos de la hierba; algunos mencionaron la relajación, la creatividad y una alternativa viable al alcohol.

Ninguno de los actuales consumidores de marihuana quiso usar su nombre real; la marihuana para usos recreativos todavía es ilegal en la mayor parte del país, tanto a nivel estatal como federal.

Desde estudiantes universitarios hasta experimentados ingenieros en computación, a continuación te presentamos a algunas de las personas que quieren que la marihuana que fuman como pasatiempo sea legalizada.

Las personas ‘se lo están perdiendo’

La lectora carcar1, de 21 años, empezó a fumar marihuana para que la ayudara a quedarse dormida en la noche. Sin embargo, hoy en día, la marihuana es mucho más que un remedio para conciliar el sueño. La estudiante universitaria de Allentown, Pensilvania, trabaja como operadora de seguridad en su facultad y fuma marihuana con fines recreativos.

Decir que disfruta la marihuana no es nada.»¡AMO LA MARIHUANA!», escribió con entusiasmo en un correo electrónico a CNN. «Me gusta fumar con un par de personas cuando termino de trabajar, al final del día, para descansar y relajarme. Les recomiendo a todos que lo hagan».

Desde que empezó a fumar con regularidad en la universidad, dijo que se siente bien descansada. «Definitivamente, no afecta mis calificaciones», dijo. «Este semestre, saqué excelentes notas y también estoy en la Lista del Decano». Incluso sus padres y su abuela saben que fuma marihuana, y no les importa. Sin embargo, dice que sí les preocupa que la descubran.

Ella no logra entender por qué otros estados no se inclinan por la legalización. «Estoy muy en favor de la marihuana», dijo. «Muchas personas no tienen idea de lo que se están perdiendo».
La marihuana ‘me hace una mejor persona’

El ingeniero en computación, farmer808, ha estado fumando desde la escuela secundaria, cuando dice que vio a sus padres hacerlo. Ahora tiene cuarenta y tantos años, y todavía fuma marihuana después del trabajo para relajarse. Fumar es una actividad familiar; su esposa y sus hijos universitarios también participan.

«Mi día y mi salud emocional mejoran justo cuando enciendo el cigarrillo. Para mí, se trata de algo hermoso que me permite ser una persona más positiva», dijo. «No puedo hablar por nadie más, pero para mí, la marihuana es una gran ayuda en mi vida y me lleva a tratar a mis semejantes con la paciencia y amabilidad que se merecen».

Le gustaría ver que su estado de Hawái diera los siguientes pasos hacia legalizar la venta de marihuana al por menor. Pidió no ser identificado porque «todavía hay muchas personas que desprecian a quienes fuman marihuana» y le preocupó que esto pudiera afectar su carrera en una empresa multinacional.

«Soy una persona que tiene un alto rendimiento, alguien innovador que se destaca en lo que hace y usa la marihuana para relajarse después de un día de arduo trabajo», expresó. «Tengo dos títulos universitarios y más de una docena de patentes en ciencias de la computación. Como cualquier hábito, el abuso lleva a problemas, pero considero que si se usa con moderación, la marihuana puede ser una gran ayuda en la sociedad».

CELESTIAL96 dice que se crio en la generación de los hippies. El escritor de revista, autor y periodista empezó a fumar marihuana de forma recreativa en los años setenta mientras vivía en Los Ángeles.

«Hacía que una persona se sintiera calmada y creativa, te daba un efecto estimulante sin necesidad de una resaca e incluso iba acompañado de un toque espiritual», escribió en iReport.

Sin embargo, no fue sino hasta que se trasladó al Caribe al convertirse en editor de un semanario que empezó a fumar marihuana de forma regular, más o menos una vez al mes. «Reduje la cantidad que bebía y mi calidad de vida, al igual que mi creatividad como escritor mejoraron», dijo. «Simplemente te da un suave efecto estimulante creativo que no puedo explicar. Hay que experimentarlo».

«Mi relación con la ‘hierba bendita’, como la llaman los isleños, es una relación de respeto y asombro», dijo.

Dice que la ganja, otra palabra que usan en el Caribe para referirse a la marihuana, despierta su mente y su espíritu cuando se fuma adecuadamente.»Nunca he tenido una mala experiencia con el cannabis», dijo.
Ahora que tiene setenta y tantos años y está de vuelta en Estados Unidos, quiere poder disfrutar de la marihuana para uso recreativo otra vez. «Creo que la marihuana debería ser despenalizada y legalizada en todos los estados», dijo. «Yo divido mi tiempo entre Pensilvania y Missouri, y desearía que ambos estados cambiaran la ley sobre el uso recreativo de la marihuana».

La marihuana me permite ‘ser un ciudadano productivo’
Si la marihuana para uso recreativo fuera legal, el guardia de seguridad y padre Tokahontas (sí, nosotros también nos reímos al leer este nombre) dice que nunca más bebería alcohol.

Es una declaración atrevida, pero ha sido un constante aficionado a la marihuana durante los últimos 30 años; la fuma ocasionalmente o siempre que puede conseguir un poco de la hierba. Dice que le permite «levantarse al día siguiente, libre de resaca y ser un ciudadano productivo».

Parece que su esposa también lo prefiere así.
«Dice que cuando mis amigos y yo nos juntamos a beber, nos comportamos como niños, hacemos tonterías y a veces incluso rompemos muebles. Además, normalmente tiene que luchar con que uno de nosotros no se coloque detrás del volante», escribió en iReport. «Pero cuando nos reunimos para fumar un poco, dice que todos nos comportamos tranquilos y no causamos problemas. Nuestra mayor preocupación durante las noches que nos juntamos a fumar marihuana es si le damos o no la dirección correcta al chico de Domino’s».

Incluso Lady Gaga sabe que la marihuana no es inofensiva
Si la marihuana fuera legalizada en Carolina del Norte, la «dulce hoja» sería «mi vino al final del día», indicó. «Si la marihuana es la marihuana es la droga para escaparse, la única droga a la que me ha llevado es más marihuana».

Los beneficios ‘son mucho mayores’ que las desventajas
David Harper, de 65 años, dice que si la marihuana fuera legalizada para la venta donde vive, sin lugar a dudas la compraría, aunque no está seguro de que esto ocurra alguna vez en Texas, el estado donde reside. El veterano e ingeniero eléctrico jubilado probó la marihuana por primera vez cuando tenía 24 años.

«Al principio de los años setenta, tomabas lo que podías», dijo. Sin importar si la marihuana era llamada «mexicana» o «jamaicana» o de «Maui Wowi», él la probaba. Su universidad no era estricta respecto al consumo de marihuana, así que él y sus compañeros fumaban ahí cuando querían.

«Para mí, la mejor parte era la relajación de mente y cuerpo», dijo.Harper, quien era estudiante de ingeniería la usaba para ayudarlo con los estudios, porque su mente divagaba mientras leía sus libros de texto en la noche. «Después de un par de caladas, lo suficiente como para lograr una agradable sensación, me resultaba mucho más fácil concentrarme».

Fumó marihuana durante toda su vida universitaria, pero dejó de hacerlo después de graduarse por temor a ser arrestado. «Esto es desafortunado ya que, viendo hacia atrás, definitivamente puedo decir que parte de mi mejor trabajo en electricidad lo hice durante los primeros años de mi carrera cuando fumaba marihuana», dijo.

Aunque ya no fuma marihuana, le alegra mucho ver que estados como Colorado y Washington están avanzando progresivamente hacia legalizar la venta de marihuana al por menor.

«Los beneficios pesan mucho más que cualquier posible aspecto negativo», afirmó.