CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Un virus estomacal ataca a un segundo crucero

Por (CNNEspañol.com)

Por Suzanne Presto y Dana Ford, CNN

(CNN) – Justo cuando las líneas de cruceros pensaban que venían aguas más calmadas…

Al menos 162 pasajeros y 11 tripulantes se enfermaron a bordo del Caribbean Princess de Princess Cruises, según reportó los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

La agencia dijo que funcionarios de salud abordarán el barco en Houston para investigar la enfermedad gastrointestinal, que está causando en los afectados vómito y diarrea.

La noticia se suma a los reportes de esta semana de enfermedad de otro crucero de la compañía Royal Caribbean.

Lee: ¿Los cruceros son caldos de cultivo flotantes de enfermedades?

Casi 700 pasajeros y tripulantes se enfermaron a bordo del Explorer of the Seas, el mayor número de personas enfermas que se ha registrado en cualquier crucero en dos décadas, muestran los datos de CDC.

El barco empezó su regreso el miércoles, dos días antes de lo previsto.

Para comparar los casos, 5.22% de los pasajeros del Caribbean Princess se enfermaron, frente al 20.5% del Explorer of the Seas.

El brote en el Caribbean Princess fue confirmado como un norovirus, según Julie Benson, portavoz de Princess Cruises.

El norovirus se propaga fácilmente y es una causa común de gastroenteritis, que produce vómito y diarrea.

El norovirus también sería la causa del brote en el Explorer of the Seas, aunque no se ha confirmado.

Se espera que el Caribbean Princess llegue a Houston el viernes.

Se le pidió a seis pasajeros que permanezcan en sus cabinas mientras el personal desinfecta las áreas públicas como baños y elevadores.

La decisión de terminar el viaje antes fue con base en los pronósticos climáticos, no por el brote de la enfermedad, dijo Benson.