Por Schams Elwazer, CNN

(CNN) – Un hombre de Arabia Saudita ya ha perdido más de 320 kilogramos —más de la mitad de su peso corporal— desde que el rey saudí ordenara que fuera hospitalizado en agosto, según reportó una revista de ese país que lo entrevistó en el hospital.

En agosto, el rey Abdullah ordenó que Khalid bin Mohsen Shaari, quien pesaba 610 kilos, fuera sometido a un tratamiento en la capital, Riad. Shaari, quien estaría cerca de los 20 años de edad, no podía moverse y fue trasladado desde Jazan en el sur del país.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El doctor Aa'ed al-Qahtani, jefe del equipo médico que supervisa el tratamiento de Shaari, le dijo a la revista Sayidaty en una reciente entrevista que la salud del joven sigue mejorando en un ritmo constante. Sus funciones cardiacas y pulmonares han mejorado, se redujo la inflamación de su cuerpo y aumentó la fortaleza muscular, incluyendo la habilidad para mover sus pies, dijo.

Una gran silla de ruedas fue diseñada especialmente para ayudar a Shaari en su movilidad y en su terapia física, dijo Al Qahtani. Shaari todavía no se puede mover solo y necesita usar una polea mecánica para sentarse en la silla. Antes de ser sacado de su casa en una carretilla elevadora, Shaari no se había movido de su cama en tres años, dijo la revista.

En fotos publicadas por la revista, que lanzó una campaña de prevención de la obesidad, Shaari aparece sonriendo y haciendo un gesto de victoria. Los doctores dicen que su ánimo siempre ha sido bueno. El doctor Abdeljabbar al-Yamani, director de la Ciudad Médica Rey, lo ha apodado “el hombre sonriente”.

Su madre ha estado con él desde que fue hospitalizado.