Por Paul Steinhauser, CNN

(CNN) - Dos meses hacen una gran diferencia.

A finales de noviembre y a principios de diciembre, luego de la aplastante victoria de la reelección de Chris Christie, el gobernador republicano de Nueva Jersey estaba en su apogeo en las encuestas.

Christie superó a los otros posibles aspirantes del Partido Republicano a la Casa Blanca para las elecciones de 2016 en las encuestas sobre la elección de los republicanos para su próximo candidato presidencial, y estaba enmarañado con Hillary Clinton en hipotéticos enfrentamientos electorales generales.

Ahora, después de meses de intenso escrutinio de los medios respecto a un par de controversias en su estado, las cifras de Christie se han venido abajo, según una nueva encuesta de CNN/ORC International.

En un posible enfrentamiento con Clinton en 2016, la encuesta indica que Christie se encuentra detrás de la ex secretaria de estado por 16 puntos porcentuales; Clinton se situó en un 55% y el Gobernador en un 39% entre los votantes registrados en todo el país. Ese es un cambio drástico desde diciembre, cuando Christie tenía una ventaja de 48% – 46% sobre Clinton.

"Christie también ha perdido terreno entre los independientes, quienes fueron la clave de sus buenos resultados a finales del año pasado", dice el director de encuestas de CNN, Keating Holland. "Christie obtuvo un 59% de apoyo entre los independientes en diciembre. Ahora eso se ha reducido a un 39%".

Carrera por la nominación del Partido Republicano  

La encuesta, dada a conocer el lunes, indica que la búsqueda por la nominación del Partido Republicano ha vuelto a la posición donde estaba antes de que la popularidad de Christie aumentara en las encuestas a finales del año pasado: se trata de un grupo de posibles candidatos a la Casa Blanca sin que haya un favorito claro.

Pero según la encuesta, hay un nuevo nombre que encabeza la lista en la búsqueda por la nominación del Partido Republicano: el ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, un candidato republicano a la presidencia en las elecciones de 2008.

El 14% de los republicanos e independientes que se inclinan hacia el Partido Republicano dicen que probablemente apoyarían Huckabee en la nominación de su partido si él se postula.

El senador Rand Paul de Kentucky viene después con un 13%, seguido por el ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y Christie empatados en un 10%.

El representante Paul Ryan de Wisconsin, el presidente del Comité de Presupuesto y candidato del Partido Republicano a la vicepresidencia en las elecciones de 2012, y el senador Marco Rubio de Florida están empatados en un 9%.

Un punto atrás, está Senador Ted Cruz de Texas y Rick Perry, quien ha sido gobernador de Texas por mucho tiempo. El ex senador Rick Santorum de Pensilvania, un candidato presidencial del Partido Republicano para las elecciones de 2012, se sitúa en el 4%.

Ha habido un cambio desde noviembre, cuando Christie tenía once puntos de ventaja sobre el resto del grupo. Huckabee no fue incluido en la encuesta de noviembre.

Christie enfrenta denuncias de que algunos de sus asesores cerraron carriles de acceso que conducen al puente George Washington en Fort Lee en septiembre del año pasado para castigar al alcalde de esa ciudad por no respaldar su reelección.

Por su parte, el alcalde demócrata de Hoboken afirma que la asistencia recibida para la recuperación tras el paso de la súper tormenta Sandy por la ciudad dependía del apoyo para el desarrollo de un proyecto respaldado por el gobernador; una afirmación que los principales asesores de Christie niegan.

"Debido a que Huckabee no fue incluido en la encuesta de noviembre, cualquier disminución en el apoyo a Christie dentro de los republicanos puede deberse en parte a Huckabee, así como a recientes noticias. Entonces es imposible calcular exactamente cuánto apoyo Christie perdió como resultado de la polémica del puente. Pero es casi seguro que la disminución en el apoyo de Christie contra Clinton se debe a las recientes noticias sobre lo ocurrido en el puente", agregó Holland.

Por todos sus problemas, Christie compite mejor contra Clinton en la encuesta de CNN que cualquier otro aspirante del Partido Republicano que haya sido evaluado. Clinton tiene una ventaja de 20 puntos, 57% -37%, sobre Bush, una ventaja de 18 puntos, 57% – 39%, sobre Paul, una ventaja de 17 puntos, 56% – 39%, sobre Huckabee y una ventaja de 55% – 40% sobre Ryan.

Clinton está en una buena posición, según las encuestas  

Clinton dice que decidirá si se postula por segunda vez para la presidencia antes de fin de año. Si lanza una candidatura, casi todas las encuestas indican que iniciaría su campaña como la favorita para arrasar la nominación demócrata.

Según la encuesta de CNN, siete de 10 demócratas e independientes que se inclinan por el partido, dicen que probablemente apoyarían a Clinton en su candidatura; un 15% probablemente apoyaría a un demócrata más conservador y uno de 10 probablemente apoyaría a un candidato más liberal.

"La encuesta de CNN no mencionó demócratas específicos que se podrían postular junto con Clinton, en parte para probar si la firme posición de Clinton se debe a un desagrado o a una falta de conocimiento de la lista estándar de posibles candidatos demócratas", dice Holland. "El hecho de que a Clinton le haya ido tan bien frente a rivales genéricos es un fuerte indicio de que los demócratas no están buscando otras opciones, esperando a que otro candidato muestre deseos de competir".

Mientras Christie se ocupa de las controversias respecto al puente y al financiamiento luego de la tormenta Sandy, Clinton se sigue ocupando del asesinato del embajador de Estados Unidos en Libia, ocurrido en 2012, y de otros tres estadounidenses asesinados en un ataque en Benghazi, Libia. Los ataques ocurrieron mientras ella ocupaba el cargo de secretaria de estado y algunos republicanos la han criticado severamente por el ataque y sus repercusiones.

Pero según la encuesta, el 62% aprueba el trabajo que realizó en el Departamento de Estado, 4 puntos menos de lo que se registró en diciembre de 2012, un mes antes de que Clinton dejara el puesto de la principal diplomática de Estados Unidos.

Nueve de 10 demócratas y apenas seis de 10 independientes dicen que aprueban el trabajo que hizo como Secretaria de Estado. Esa aprobación cae al 29% entre republicanos.

La encuesta de CNN se llevó a cabo por ORC International del 31 de enero al 2 de febrero; 1.010 adultos en todo el país respondieron preguntas por teléfono. El error de muestreo general de la encuesta es de más o menos tres puntos porcentuales.